Posts Tagged ‘chocolate’

Brownie de chocolate. Receta tradicional con auténtico sabor neoyorquino

brownie de chocolate

Seguro que habéis probado el brownie de chocolate mil veces, en un montón de sitios diferentes, e incluso, puede que os hayáis animado a prepararlo en casa alguna vez, pero os aseguro que ésta, es la receta definitiva, preparada de forma tradicional, el verdadero brownie de chocolate crujiente por fuera y muy esponjoso por dentro ¡ÑAM!

Esta versión está sacada del libro «Un dulce en Nueva York«, que os animo a comprar, y adaptada para que sea sin lactosa.

Ingredientes para el brownie de chocolate:

  • 375 gr de chocolate negro para repostería
  • 25 gr de cacao en polvo
  • 50 gr de nueces
  • 150 gr de harina de fuerza
  • 125 gr de margarina
  • 60 gr de aceite de girasol
  • 265 gr de azúcar moreno
  • 6 huevos M
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal

Preparación:

Empezamos por precalentar el horno a 180ºC. Separamos 50gr del chocolate y lo troceamos con la picadora en trozos no demasiado pequeños (También podéis utilizar pepitas de chocolate).

En un cazo a fuego lento fundimos el chocolate restante, la margarina, el cacao, y reservamos.

Batimos en un bol el aceite con el azúcar y cuando esté integrado añadimos 3 huevos completos, y 3 yemas (siempre añadiendo y mezclando de uno en uno), por último incorporamos la vainilla y mezclamos.

Tamizamos la harina con la sal y le incorporamos el chocolate troceado y las nueces. Vamos añadiendo todo a la mezcla anterior y batiendo bien. Finalmente incoporamos el chocolate fundido y mezclamos para terminar.

brownie de chocolate

Preparamos el molde donde vamos a hornear con spray desmoldante (o harina y margarina si no tenéis). El brownie de chocolate suele hornearse en moldes rectangulares de poco fondo y luego se corta en cuadraditos. Yo preparé éste estando de vacaciones y solo tenía a mano los moldes de layer y cupcakes, así que opté por hornear brownies individuales en los moldes de cupcakes ¡y quedaron genial!

Escojáis el molde que escojáis el truco para que queden crujientes es que extendáis bien la masa teniendo siempre las manos húmedas con agua templada. En mi caso, coloqué bolitas de masa y las aplasté con las manos húmedas.

brownie de chocolate

Cuando terminéis, al horno durante 30 minutos (si habéis optado por hornearlos de forma individual estarán listos un poco antes, en unos 25 minutos).

brownie de chocolate

Os dejo un detalle de cómo queda por dentro ¿veis la diferencia de color? Así quedarán perfectos, crujientes y blanditos por dentro… Mhmm… Podéis servirlos con helado, con sirope de chocolate… Dadles un golpe de 30 segundos al microondas justo antes de servir y estarán todavía mejor ¡A disfrutar!

Plátano helado con chocolate

plátano helado

¡¡Hola gatitos!!

Estamos de vuelta con las energías completamente renovadas y con secciones nuevas como la recién inaugurada sección de colaboraciones.

Empezamos la temporada con novedades, a partir de ahora os publicaremos las recetas nuevas los martes en lugar de los lunes y miércoles como antes, pero tranquilos… os iremos dejando sorpresitas adicionales en el blog de vez en cuando.

Hoy os traigo una receta muy fáci: Plátano helado con chocolate.

Com veréis a continuación no tiene complicación ninguna y hará las delicias de todos los peques que disfrutarán más que nunca del postre mientras los mayores disfrutamos de verles comer fruta con gusto.

Ingredientes para preparar plátano helado:

  • Medio plátano por persona (que no estén muy maduros)
  • Chocolate de repostería
  • Sprinkles de diferentes colores y formas
  • Palitos de helado

Preparación:

Para empezar, cortamos los plátanos a la mitad y clavamos con cuidado y hasta el fondo un palito de helado en cada mitad.

Metedlos en el congelador más o menos media hora para que estén bien fríos.

platanos

Cuando haya pasado la media hora nos ponemos a preparar el chocolate. Podéis coger cualquier tipo de chocolate de cobertura que os guste, blanco, con leche, negro… En mi caso utilicé chocolate negro para que no tuviesen lactosa.

Para preparar las 8 mitades que hice gaste algo más de media tableta, podéis ir fundiendo poco a poco según os haga falta.

Cuando el chocolate esté listo sacamos los plátanos del congelador y los vamos sumergiendo en el chocolate primero, y los decoramos con los sprinkles que hayamos escogido después.

plátano helado

Como los plátanos estarán muy fríos el chocolate endurecerá rápidamente.

Cuando los hayáis decorado a vuestro gusto los guardáis en la nevera hasta que se vayan consumir.

Esta receta de plátano helado es sencillísima y muy resultona, podéis prepararla con cualquier fruta que os apetezca y estará siempre buenísima.

Muffins con pepitas de chocolate

muffins con pepitas de chocolate

Los muffins son la versión inglesa de nuestra magdalenas. También son muy famosos en Estados Unidos aunque la receta original y tradicional es la inglesa, hoy os enseño la versión de muffins con pepitas de chocolate.

Los muffins se pueden hacer de infinidad de sabores, podéis sustituir el chocolate por fruta (arandanos, moras, naranja confitada…) o por frutos secos. Admiten casi cualquier modificación.

También podéis hacer muffins de chocolate reduciendo una cucharada de harina y añadiendo otra de cacao para repostería.

Éstos son un encargo de mi hermana, han triunfado en la guarde de Jimena, espero que os gusten tanto como a ellas.

Ingredientes para los muffins con pepitas de chocolate

  • 220 gr de harina de trigo
  • 170 gr de azúcar blanco
  • 170 gr de azúcar moreno
  • 11o gr de margarina
  • 2 huevos
  • 250 ml de buttermilk (Suero de leche)*
  • 2 cucharaditas de levadura tipo Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 200 gr de pepitas de chocolate

* El buttermilk lo venden envasado en tiendas de ingredientes americanos, a veces lo he visto también en Lidl. El original lleva lactosa y como además es difícil de encontrar os cuento cómo prepararlo en casa.

Necesitaremos 250 ml de leche sin lactosa. Mezcladlo con uno de estos tres ingredientes (Solo uno): 1,5 cucharadas de cremor tártaro, 1 cucharada de zumo de limón o 1 cucharada de vinagre de vino blanco. Removed bien y dejad reposar 10 minutos.

Preparación:

Lo primero, si no lo tenéis comprado, es preparar el buttermilk como os indico más arriba. Precalentamos el horno a 180ºC, derretimos la margarina en el microondas y dejamos que temple.

Tamizamos la harina con la levadura, y añadimos a la mezcla el resto de ingredientes secos: sal, azúcar blanco y azúcar moreno.

muffins con pepitas de chocolate

En otro bol, batimos un poco los huevos, añadimos el buttermilk, el extracto de vainilla y la margarina derretida. Mezclamos bien los ingredientes líquidos y hacemos un agujero en el centro de la harina a modo de volcán. Volcamos la margarina con el buttermilk en el volcán y empezamos a mezclar del centro hacia fuera hasta que toda la masa esté integrada. Por último incorporamos las pepitas de chocolate y mezclamos un poco más.

muffins con pepitas de chocolate

Preparamos las cápsulas en la bandeja de hornear y las llenamos a 2/3 de su capacidad. Horneamos durante 25 minutos ¡¡y a disfrutar!!

Tutorial para hacer Cake Pops

Hacer cake pops

Hoy vengo con un tutorial en vez de una receta para que aprendáis a hacer cake pops. Con los Cake Pops no hay medidas, decoraciones o sabores predefinidos ya que son a la repostería creativa lo que las croquetas a la cocina tradicional. Se hacen de lo que sobra y a veces están mejor que el plato inicial.

Ingredientes para hacer cake pops:

  • Bizcocho, magdalenas o similar que haya sobrado de otra receta
  • Crema para ligar la mezcla
  • Chocolate o candy melts para cubrir
  • Palitos (se compran en tiendas de repostería)

Preparación:

Para hacer cake pops hay que desmigar muy bien todo el bizcocho con las manos hasta que no quede ningún trozo grande. A continuación se le añade la crema. A mí me gusta echar queso y leche condensada. En éstos he utilizado crema de queso sin lactosa de camembert. Se puede utilizar también cualquier crema pastelera, buttercream o lo que tengáis de sobra de otro postres para realizar vuestros cake pops.

Se mezcla todo bien con las manos hasta que quede una masa que se maneje bien para poder preparar a continuación las bolas.

Cuando hemos conseguido la masa que queremos (dependerá de la cantidad de bizcocho y de la crema que estéis utilizando) empezáis a hacer las bolas y las ponéis en una bandeja.

Por otro lado tenéis que derretir el chocolate negro, blanco, con leche o los candy melts (son pastillas de colores que están hechas de azúcar, aceite de semilla de palma, leche y colorantes que se derriten igual que el chocolate y sirven para colorear y recubrir los cake pops).

Ahora hay que introducir los palitos en el chocolate o los candys, que queden bien pringados y después meterlos dentro de las bolitas de cake pops hasta tocar el plato pero sin llegar a romper el cake pop. Cuando estén todos los palitos, los metemos en el frigorífico unos minutos para que endurezca la cobertura y el palito quede bien fijado. El tiempo de nevera dependerá de la cobertura, el chocolate negro enfría mucho antes que el blanco por ejemplo.

Cuando los palitos estén bien fijados, recalentamos la cobertura un poco más para que quede líquida y empezamos a recubrir los cake pops. Como las bolitas han estado en la bandeja estarán un poco aplastadas así que podemos darles un poco de forma con las manos antes de recubrirlos. Los sumergimos en la cobertura, los escurrimos bien y los pinchamos en un bloque de porexpan (el corcho blanco).

Antes de que enfríen, si queréis, podéis decorarlos con sprinkles de colores, glasa, lo que os apetezca. Éstos quise hacerlos «formales» porque eran para adultos, el chocolate lleva un chorrito de licor de frambuesa, quedaron genial.

Cuando estén todos pinchados los metemos otro rato a la nevera para que endurezca finalmente la cobertura y listos.

Hacer cake pops es muy fácil y están buenísimos ¡mandadnos vuestras ideas!

Pastel de marshmallows (nubes de algodón)

pastel de marshmallows

Este pastel de marshmallows es otra de esas recetas que llevaba mucho tiempo queriendo hacer. En realidad quería preparar algo con nubes, no sabía si cupcakes, un pastel, alguna crema… El caso es que haciendo la compra en Carrefour hace un rato me ha entrado antojo de sushi (Ahora venden sushi, te lo preparan al momento, mola mucho…) De camino al stand de sushi me he parado a curiosear en la sección de otros países y he descubierto un pequeño paraíso repostero…

En Carrefour suele tener bastantes cositas en su sección de bollería, pero es que ahora tienen un mueble entero en la sección otros países con pastas, fondant, sprinkles de todas las formas y colores e infinidad de cosas ricas y dulces para mandar a la porra la operación bikini…

Y lo mejor…

Una zona repleta de marshmallows, grandes, pequeños, en pasta… De acuerdo. Mensaje captado. Ha llegado el momento de preparar algo con ésto… Como por fin es verano y no hace día de hornos, os dejo con este pastel de marshmallows sin horno. ¡ÑAM!

Ingredientes para el pastel de marshmallows

Para la base de galletas:

  • 1 paquete y medio de galletas 300gr
  • 200 gr de margarina

Para la decoración:

Mini marshmallows
Chocolate de cobertura para postres

Para el relleno:

80 gr de margarina
190 gr de mini marshmallows
125 ml de leche sin lactosa
370 ml de nata sin lactosa
1,5 cucharada de azúcar glass
100 gr de chocolate de cobertura para postres

Preparación:

De la base de galletas:

Idéntica preparación que en la tarta de chocolate y galletas. Podéis verla pinchando aquí. En este caso, forrad también las paredes del molde con la masa hasta que os quede como en la foto, de unos 2cm de altura.

pastel de marshmallows

Del relleno:

Ponemos la leche a calentar sin que llegue a hervir y añadimos los mini marshmallows. Removemos con el fuego bajo hasta que tengamos todas las nubes derretidas y una mezcla uniforme y dejamos enfriar.

pastel de marshmallows

Mientras vamos montando la nata, como siempre: Ponemos la nata muy fría en la batidora y empezamos a batir a velocidad máxima. Cuando toda la superficie sean burbujitas añadimos el azúcar glass y seguimos batiendo hasta que la batidora al pasar haga rizo, a partir de aquí, muy atentos para que no se corte. La prueba, ya sabéis, coged la nata con una cuchara y que al girar no se caiga.

Cuando la mezcla de leche y nubes haya enfriado la añadiremos a la nata y batiremos todo junto a velocidad baja hasta que esté perfectamente integrado.

A parte, rallamos el chocolate. Reservamos la mitad para la decoración y el resto lo añadimos a la mezcla también. Terminamos de mezclar y ponemos la mezcla sobre la base de galletas.

pastel de marshmallows

De la decoración:

Para rematar el pastel de marshmallows decoramos toda la superficie con más mini nubes de algodón y espolvoreamos por encima el chocolate rallado que nos queda.

pastel de marshmallows

Ahora, a la nevera al menos 3 horas.

Si te ha gustado esta receta de pastel de marshmallows no te pierdas nuestra receta de nubes de algodón caseras.

Panna cotta tradicional

panna cotta tradicional

¡Última entrega del especial Italia! El viernes os mandaremos un resumen así que si todavía no lo has hecho, suscríbete a nuestro newsletter.

Esta receta de panna cotta tradicional os va a encantar y es realmente fácil de hacer. La panna cotta es un flan realizado con nata realmente famoso en Italia originario de la Región de Piamonte, de hecho, la traducción de panna cotta en italiano no es otra que nata cocida.

Esta panna cotta tradicional es sin lactosa, por supuesto.

Ingredientes para la panna cotta tradicional:

Para cuatro raciones:

  • 400 ml de nata líquida sin lactosa
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 2 cucharadas de vainilla en polvo azucarada
  • 60 gr de azúcar

Preparación:

Ponemos en frío la nata con la gelatina a fuego medio hasta que rompa a hervir y bajamos al mínimo, añadimos en ese momento el azúcar y la vainilla y dejamos que se cocine 10 minutos con el fuego al mínimo. Retiramos del fuego, colamos bien y repartimos en los moldes.

cocinando la panna cotta tradicional

Enfríamos en la nevera durante al menos 3 horas. La textura tiene que ser la misma que la del flan. Desmoldamos y decoramos con la cobertura que nos apetezca.

Tradicionalmente se toma con chocolate líquido o con salsa de frutos rojos. Hoy he optado por sirope de chocolate, pero con caramelo también está buenísima.

¡A disfrutar!

Tiramisú tradicional, receta de Buddy Valastro

tiramisú tradicional receta de buddy valastro

Hoy os traigo la receta de tiramisú tradicional más buena que he probado nunca. Si os gustan los programas de televisión de cocina seguro que alguna vez habéis visto Cake Boss, protagonizado por Buddy Valastro y su familia. Menos conocido es su programa de cocina italiana Kitchen Boss, pero a mí me gusta todavía más.

Realiza recetas caseras de cocina italiana heredadas de su familia a lo largo de muchas generaciones. En uno de estos programas presentó esta receta de tiramisú tradicional y desde entonces no he vuelto a preparar ninguna otra versión. Os aseguro que es la receta de tiramisú definitiva. Está adaptada a mililitros y gramos para que nadie se pierda.

Ingredientes para el tiramisú tradicional de Buddy Valastro

  • 500 gr de queso mascarpone sin lactosa
  • 240 ml de nata líquida para montar
  • 240 ml de café expresso
  • 4 yemas de huevo
  • 225 gr de azúcar
  • 75 ml de licor de café
  • 2 cucharadas de vino dulce (Preferiblemente italiano)
  • 40 – 50 bizcochos de soletilla
  • Cacao sin azúcar para decorar

Preparación:

Ponemos el café, con la mitad del azúcar y el licor de café (menos una cucharada que reservamos para la crema) a fuego lento durante el tiempo que tarde en disolverse bien el azúcar, unos diez minutos y luego apartamos del fuego para que temple.

Montamos la nata como se explica en la tarta de chocolate y galletas y reservamos. Ponemos en el vaso de batir las yemas de huevo, el mascarpone, el azúcar que nos queda, el vino y la cucharada de licor de café que hemos reservado y batimos todo a velocidad máxima durante 7 – 10 minutos, hasta que tengamos una mezcla homogénea y cremosa. Añadimos la nata montada que habíamos reservado y mezclamos a velocidad baja un par de minutos más.

Montaje:

Podéis montarlo por capas en cualquier recipiente, a mí me apetecía en este caso hacer la versión que hace Buddy Valastro en su pastelería, como si fuese una tarta. Os cuento cómo se hace:

Necesitaréis un molde desmontable alto. Forrad las paredes del molde con los bizcochos de soletilla. Para que no se os caigan y os resulte más fácil, recortad el principio de los bizcochos para que se queden «de pie» más fácilmente. Cuando el molde esté forrado de bizcochos, empezamos a montar las capas.

Empapamos por completo cada bizcocho de soletilla y forramos el fondo con los bizcochos mojados. A continuación echamos una capa de 1 cm o 1’5 cm más o menos de la crema de mascarpone.

Acabado el primer piso seguimos con el segundo. Ponemos en este caso los bizcochos en la dirección contraria para que no se desmonten los bizcochos cuando cortemos después la tarta, y otra capa de crema de queso.

Terminamos con el tercer piso de bizcochos (en la misma orientación que el primero) y acabamos con la crema que nos queda.

Pincha en las imágenes para ampliar:

Alisad bien la última capa de crema que habéis echado y decoradla cubriendo por completo con el cacao.

Metedla en la nevera al menos durante 5 horas, lo ideal es que la dejéis hasta el día siguiente.

Os lo aseguro… ¡la mejor receta de tiramisú del mundo!

 

Tarta de chocolate y galletas sin horno

Tarta de chocolate y galletas sin horno

Desde que nació Jimena, la protagonista de mis tartas de Hello Kitty, pasamos la Semana Santa y el verano en una casa rural en la Sierra de Madrid para poder disfrutar de ella en familia.

La pasada Semana Santa no paramos en la cocina… Jimena me pidió una tarta de chocolate y pensé en esta tarta de chocolate y galletas sin horno para no complicarme. Mi cuñado me pidió una de queso, Luis galletas… Voy a tener que poner un dispensador de tickets!!

Os dejo el pastel que le hice a Jimena. Está inspirado en la tarta de chocolate, pistachos y coco de María Lunarillos que ya hice para la cena de Nochevieja.

Ingredientes para la tarta de chocolate y galletas sin horno:

Para la base:

  • 1 paquete y medio de galletas 300gr *
  • 200 gr de margarina

Aclaraciones:
* Yo uso las galletas hojaldradas de Cuétara que no tienen lactosa

Para el pastel:

  • 1 tableta de chocolate de cobertura 250gr
  • 2 bricks de nata sin lactosa 400ml
  • 1 sobre de flan de 4 raciones
  • 1/2 paquete de galletas

Para la decoración:

  • 1 brick de nata sin lactosa 200ml
  • 1/2 tableta de chocolate de cobertura 125gr
  • 30gr de azúcar.

Preparación:

De la base:

Picamos las galletas con la picadora si tenemos, y con paciencia si no, y derretimos la margarina en el microondas. Lo mezclamos todo hasta que quede una masa homogénea.

Preparamos un molde desmontable de unos 22cm con spray desmoldante* o bien untado de margarina si no tenéis y repartimos la mezcla en la base. Reservamos en la nevera.

Aclaraciones:
* El spray desmoldante se compra en las tiendas de repostería, cuesta unos 9 – 10€ pero vale para muchísimos usos, es mágico, de verdad, le das la vuelta al bizcocho y sale solo. Os recomiendo que tengáis un bote en casa porque por el precio merece mucho la pena.

De la tarta:

Tendremos el chocolate templado como cuando preparamos ganaché y ponemos la nata a calentar. Sin dejar que hierva añadimos el chocolate y removemos para que se derrita, se añade el flan, y por último las galletas. Vertemos la mezcla sobre la base preparada y dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente y después pasamos a nevera al menos 3 horas. Si es de un día para otro mejor.

De la decoración:

Cuando la tarta haya enfriado por completo en la nevera ya podemos decorar.

Yo he preparado la decoración que podéis ver con nata montada y ganaché de chocolate. Quedaría genial también con ganaché de chocolate blanco y negro, pero como mis pasteles son todos sin lactosa, y el chocolate blanco tiene, he optado por decorar con nata.

Para montar la nata es importante que esté muy fría, por lo menos en nevera desde el día anterior. Montamos medio brick de nata y reservamos el otro para la ganaché. Empezamos a batir la nata (yo con el vaso de batir lo pongo a velocidad máxima) y cuando empiece a espumar y toda la capa de arriba sean burbujas, añadimos el azúcar. Seguimos batiendo hasta que veáis que la nata empieza a dejar rizo cuando pasa la batidora, a partir de aquí permaneced muy atentos porque si os pasáis batiendo se cortará, cuando la nata montada está haciendo ese rizo queda muy poquito para que esté lista. La consistencia tiene que ser que cojáis la nata con una cuchara, le deis la vuelta y no se caiga.

Pincha en las imágenes para ampliar.

Por otra lado, para la ganaché, calentamos la nata que nos queda, tendremos la tableta de chocolate a temperatura ambiente y cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y mezclamos el chocolate dando vueltas sin parar hasta que nos quede una crema. La dejamos enfriar.

Cubrimos toda la tarta con la ganaché. Para las flores de nata he utilizado una manga con la boquilla 1M de Wilton. Para hacer las flores colocáis la manga en vertical pegada al pastel, apretáis un poco sin levantar la manga y dejáis de apretar levantando despacio.

Está muy muy muy buena…

Tarta de zanahoria o «Tarta de cumpleaños sorpresa para marido feliz»

tarta de zanahoria
 

Debo empezar diciendo que la repostería nunca ha sido lo mio, pero que aun así hago mis pinitos. Empezaré contándoos que la tarta de zanahoria nos encanta a Rober y a mí, y casi siempre comíamos cuando la encontrábamos en algún restaurante. Ya ni siquiera recuerdo bien en cual empezó la tradición. Y preguntando a los cocinillas que conozco y rebuscando por Internet, conseguí hacerme con una receta decente y riquísima de esta tarta de zanahoria tan buena y que me resulta mucho menos empalagosa que las que normalmente se comen en los cumpleaños. Así que este año decidí hacérsela a mi marido por su cumple, eso si con los consejos de la mejor de las reposteras, mi Saris, a la que taladré manándole las fotos de los pasos y le iba preguntando todo por whatsapp. En fin, con colaboración, aquí os dejo la recetita.

Ingredientes para la tarta de zanahoria:

Para el bizcocho:

  • 250 gr de zanahorias
  • 50-60 gr de nueces
  • 150 gr de aceite de oliva virgen extra suave
  • 4 huevos
  • 200 gr de azúcar
  • 1 cucharita de jengibre molido
  • 1 cucharita de canela molida
  • 250 gr de harina de repostería
  • 2 sobres de gasificante para repostería (pondré en la galería de fotos el que yo compré)

Para el relleno (frosting de queso):

  • 200 gr de queso crema
  • 160 gr de azúcar glass
  • 200 ml de nata líquida para montar
  • 30 gr de mantequilla a temperatura ambiente

Para la decoración:

  • Virutas de colores
  • Virutas de chocolate
  • Chocolate de postres Nestlé para derretir y hacer letras ( yo uso este, pero supongo podéis utilizar el que queráis)

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es pelar, lavar y trocear (yo las paso por el rallador) las zanahorias. Ahora en un bol profundo trituramos las nueces (yo primero las machaco un poco en un mortero) y la zanahoria, mezclamos con los huevos y el aceite, y le añadimos el azúcar, la canela, el jengibre (con la canela le da un toque buenísimo que me recuerda a las galletas suecas, llamadas «pepparkakor» pero es optativo si a alguien no le gusta, lo podéis obviar), y lo batimos todo junto.

Una vez bien batido, le  añadimos la harina y el gasificante y mezclamos muy bien, que la masa quede bien homogénea, y lo vertemos en un molde (a poder ser desmontable que son mucho mas cómodos y tenemos menos posibilidades de roturas catastróficas de bizcocho. Yo tengo uno estupendo y barato del Ikea llamado DRÖMMAR).

Lo introducimos en el horno precalentado a unos 170º unos 40-50 minutos, para comprobar que esté bien hecho, pinchamos en el centro con un palillo y si sale limpio, sin ningún resto, es que esta listo para sacar. Ahora algo muy importante que me contó Sara que es la clave para que quede esponjoso, dejar 5 minutos reposar en el molde, transcurridos estos 5 minutos, desmoldamos y lo ponemos sobre una rejilla para que se airee de igual manera por todos lados, yo utilizo la que viene en el microondas. Mientras lo dejamos enfriar, podemos ir preparando la crema de cobertura y relleno.

Empezamos montando la nata, igual que con el bizcocho, haremos la mezcla en un bol profundo. A parte batimos la mantequilla (debe estar a temperatura ambiente, sacarla con tiempo de la nevera) con el queso y el azúcar, hasta que este bien integrada y entonces la unimos a la nata montada, y lo mezclamos todo bien. Ya tenemos preparado el frosting de queso para rellenar y cubrir nuestro maravilloso bizcocho de zanahoria.

Ahora miramos que el bizcocho esté bien aireado y enfriado, y con mucho cuidadito lo cortamos a la mitad (yo no se si mi manera es muy profesional, pero yo lo hice con el cuchillo jamonero que corta de maravilla). Lo abrimos, rellenamos con una parte del frosting la base, y tapamos con la otra mitad. Ahora yo utilicé una lengua de cocina silicona para extender el frosting y recubrir por completo la tarta. Meterla un rato en la nevera para que el frosting se endurezca un poquito, mientras preparáis la decoración, y ya solo nos quedará decorarla.

Para la decoración, yo utilicé virutas de colores y de chocolate, y con dos barritas de chocolate de postre hice unas letras, para poner un mensaje. Os explico cómo hacerlo, porque es realmente sencillo. Necesitaréis una manga pastelera, yo compré una en una tienda de chinos con varias boquillas por 2 €.

Las virutas solo tenéis que esparcirlas con cariño por toda la tarta, girando un poco el plato o fuente para decorar el borde.

Y para las letras, haceros una base con papel de aluminio o papel de horno (yo lo corte redondo con la forma de la base del molde para saber el espacio que tenía). Poner las dos barritas de chocolate en un cuenco al microondas (yo lo puse al máximo 30 segundos) lo sacáis y aunque no esta totalmente derretido, revolvéis con una cuchara y se deshace sin llegar a estar totalmente líquido, que es lo ideal. Lo introducís en la manga y a escribir sobre el papel. Hacer varias palabras para que no se os olvide ninguna letra o número. Dejar enfriar un poco y meter en la nevera para que terminen de endurecerse. Y cuando las tengáis totalmente endurecidas, os daréis cuenta porque salen con facilidad del papel, es el momento de terminar nuestra decoración, sed creativos!!!!

Cupcakes de cerveza especiales para San Patricio

Cupcakes de cerveza

Mañana es el día grande de los irlandeses y el santo de todas las Patricias y Patricios. ¡¡Felicidades!! Hace ya tiempo que el fin de semana que coincide con San Patricio los pubs y las calles se tiñen de verde, yo os invito a celebrarlo con estos cupcakes de cerveza.

Os recomiendo si vais a salir que os toméis al menos una pinta en un pub irlandés y nos os perdáis el ambientazo porque suelen celebrar fiestas temáticas con música tradicional bastante divertidas.

Los cupcakes están para morirse, ideales para zamparlos cuando lleguéis a casa después de la salida jejeje… Bebed con moderación, pasadlo muy bien esta noche y ¡¡Feliz San Patricio!!

Ingredientes para los cupcakes de cerveza:

Para el bizcocho:

  • 250 gr de harina de trigo
  • 1/2 cucharadita de levadura tipo Royal
  • 100 gr de cacao puro en polvo para repostería
  • 300 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharadita rasa de bicarbonato
  • 250 ml de cerveza negra guiness
  • 250 gr de margarina
  • 150 gr de nata líquida sin lactosa
  • 2 huevos medianos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla

Para la crema de queso *:

  • 300 gr de azucar glass o icing sugar**
  • 200 gr de crema de queso sin lactosa***
  • 1 cucharada de leche sin lactosa
  • 130 gr de margarina
  • 85 gr de Crisco****
  • Colorante alimentario verde *****

Aclaraciones:

* La crema de queso está adaptada de la que Alma Obregón publica en su libro Objetivo: Cupcake perfecto que os recomiendo mucho. Si no sois intolerantes a la lactosa podéis utilizar esa receta que excluye el crisco, cambia la margarina por mantequilla y rebaja en 50 gr el queso.
** El icing sugar es como el azucar glass pero mucho más fino y no necesita tamizarse.
*** Es el queso tipo phipladelphia, sin lactosa solo lo he encontrado, y no siempre, en Caprabo, la marca se llama lactofree y sale una vaquita en la caja.
**** El Crisco es un manteca vegetal que venden en tiendas de respostería que sirve para mezclar con la margarina y darle consistencia a las cremas ya que la margarina no tiene la textura de la mantequilla y las cremas no salen bien simplemente sustituyendo una por otra.
***** Venden cajitas de colorantes para las cremas en las tiendas de repostería, yo os recomiendo el colorante en pasta.

Pincha en las imágenes para ampliar.

Preparación:

Del bizcocho:

Precalentamos el horno a 165ºC (si no es de convección, 10ºC más)

Tamizamos todos los ingredientes secos juntos (harina, levadura, cacao y bicarbonato) y reservamos. Ponemos en cazo a fuego lento la cerveza y metemos la margarina hasta que se derrita, reservamos también.

Mezclamos en el vaso de batir el azúcar con lo huevos, cuando esté bien mezclado incorporamos la nata y el extracto de vainilla. Incorporamos el harina con el resto de ingredientes secos, seguimos mezclando a velocidad media – baja hasta que todo esté integrado y por último añadimos la cerveza. La masa es bastante líquida, no os preocupéis.

Ponemos las capsulas de papel en la bandeja para cupcakes y las llenamos un poco más de la mitad sin llegar a los 2/3 de su capacidad. Horneamos durante 18 minutos.

Al terminar, 5 minutos dentro del molde y después en la rejilla hasta que enfríen del todo.

De la crema de queso:

Si habéis comprado icing sugar podéis poner todos los ingredientes menos el colorante a la vez en el vaso de mezcla y batir hasta que el azucar no se note cuando cojas una pizca entre los dedos, si tenéis azucar glass tamizadlo primero. Cuando esté todo mezclado ponéis el colorante poco a poco y mezclando a velocidad baja hasta que tengáis el verde deseado.

De la decoración:

Reservad un poco de crema para cubrir con una espátula los cupcakes y que al decorar se vea todo verde. El resto de la crema la metéis en la manga pastelera con una boquilla grande, yo he utilizado la famosa 1M de Wilton. Para hacer las rosas empezáis siempre con la manga perfectamente recta en el centro y vais haciendo la decoración hacia fuera. Por último podéis decorar con algún topping, yo he utilizado el que veis de tipo confeti que me encanta.

Hoy más que nunca, pensad en verde y disfrutad!

1 2 3