Archivo de ‘Postres’ categoría

Bizcocho con frutas del bosque sin lactosa

Bizcocho con frutas del bosque

¡Buenos días! Hoy os traigo una receta muy primaveral y muy bonita, un bizcocho con frutas del bosque muy de temporada, sencillísimo y original.

Ya os traeré alguna receta mas con estas frutas tan bonitas que dan mucho juego y con una vez que las compréis les podéis sacar mucho partido, y hacer varias recetas, yo de momento he hecho este bizcocho con frutas del bosque, unos bombones helados de yogur y frutas del bosque y unos batidos maravillosos, así que aunque os pueda parecer fruta cara, da mucho de sí.

Vamos a por la receta:

Ingredientes para bizcocho con frutas del bosque:

  • 150 gr harina
  • 1 y 1/2 cucharadita de café de levadura
  • 1 cucharadita de café colmada de azúcar avainillado (opcional)
  • 150 gr azúcar
  • 90 ml de aceite de oliva (podéis utilizar mantequilla pero yo la he quitado para hacerlo sin lactosa)
  • 2 huevos
  • un pellizquín de sal
  • Frutos del bosque o rojos (los que mas os gusten, y le puse, 3 fresas troceadas, unas 7-8 frambuesas a la mitad y unos 8-10 arándanos enteros)
  • un poquito de azúcar glas para decorar

Estas cantidades son para un molde pequeño tipo el que yo he usado o tipo plum cake, pero siempre podéis aumentarlas si queréis que os quede un bizcocho mas grande.

Preparación:

Lo primero pon a precalentar el horno (180º en posición arriba y abajo) y saca los huevos de la nevera al menos 15 minutos antes para que estén a temperatura ambiente. El siguiente paso es que laves bien las frutas y las dejes en un colador a escurrir, y después las dejes escurrir otro rato en un poco de papel de cocina, mientras haces la masa. También puedes preparar el molde con un poco de aceite o mantequilla (según prefieras, con o sin lactosa) untado y espolvoreado de harina para que te sea fácil desmoldar después el bizcocho.

Con esto hecho, en un bol profundo y con las varillas vamos a empezar a preparar la masa, también lo puedes batir a mano como se ha hecho toda la vida, no hay ningún problema solo que tendrás que dedicarle un pelín mas de tiempo para que te quede la masa homogénea. Y empieza poniendo los huevos, el azúcar y la cucharada de azúcar avainillado y empieza a batir al mínimo, y ve aumentando la velocidad hasta que veas que se van ligando y cogiendo espesor, añade el aceite y sigue batiendo, encima de esta mezcla, tamiza la harina, la levadura y el pellizquita de sal todo junto (yo lo hago con un colador muy finito) y termina de batir hasta que tengas la masa bien homogénea.

la masa del bizcocho

la masa del bizcocho

Vierte la masa en el molde que tienes preparado, y ahora con amor ve cortando y las frutas para introducirlas por encima. Yo las fresas las corte en 4-6 trocitos dependiendo del tamaño, las frambuesas a la mitad y los arándanos los puse enteros, puedes elegir como ponerlo a tu gusto. Ve colocando de manera que quede una presentación bonita por encima de la masa, y con un poco de cuidado ve hundiendo los trocitos en la masa, pero dejando que asomen.

Bizcocho con frutas del bosque para hornear

Bizcocho con frutas del bosque para hornear

Yo elegí este molde de corazón porque lo quería regalar, pero también puedes usar un molde tipo plum cake y te quedará un poco mas gordito, esto como siempre es una cuestión de gustos.

Mete el molde al horno precalentado y déjalo 40 minutos, y cuando pase este tiempo, pincha con un palillo y comprueba que el bizcocho esté hecho, en caso de que te saliera manchado, que no lo creo porque es un bizcocho finito, déjalo unos minutos mas en el horno.

Cuando hayas comprobado que está hecho lo sacas, y dejas que enfrié en el molde 5-10 minutos, cuando pase este tiempo, lo desmoldas y a poder ser dejas que termine de enfriar en una rejilla, y espolvoreas por encima un poco de azúcar glas para decorar.

Corte del bizcocho con frutas del bosque

Corte del bizcocho con frutas del bosque

Y cuando ya esté frío tu bizcocho con frutas del bosque….. ¡Ya puedes devorarlo! tu solo en plan egoísta porque está de muerte, o compartiendo con los que mas quieras que para mí es cuando mas se disfruta <3

¡Feliz mitad de semana para todos!

Flan de naranja casero por Hort Alba Garces

Flan de naranja casero

¡Buenos días familia! Hacía mucho que no os traía una colaboración, y es porque últimamente me he vuelto un poco selectiva, y he decidido solo traer colaboradores que nos ofrezcan las cosas que a nosotros nos gustan…. esta vez una ¡RECETA CHULA!, hoy os traigo un Flan de naranja casero delicioso y sencillo. Vamos a preparar una modificación de la receta clásica del flan de huevo y añadiéndole deliciosa naranja fresca. Para ello sustituiremos la leche utilizada normalmente, por zumo de naranja, para de esta forma obtener nuestro Flan de naranja. Que será menos calórico y por tanto mucho más ligero.

Esta receta viene de la mano de nuestros amigos de Hort Alba Garcés que son vendedores online de fruta recién cogida del árbol por lo que nos ofrece una alta calidad en fruta fresca, hoy en especial os hablamos de sus naranjas que podéis descubrir pinchando en el enlace, y Online Zebra agencia de marketing y seo, que se pusieron en contacto conmigo para que os podamos ofrecer colaboraciones chulas como esta, porque sí, os traeremos alguna mas 😉

Dicho esto pongámonos manos a la obra, con este flan de naranja casero para 8 comensales.

Ingredientes para Flan de naranja casero:

  • ½ litro de zumo de naranja.
  • 170 gr de azúcar.
  • 6 Huevos. (separadas yemas y claras)
  • 1 naranja para ralladura.
  • Caramelo casero.

Preparación de Flan de naranja casero:

Lo primero que tienes que preparar es el horno que posteriormente utilizarás para la cocción del flan de naranja, al baño maría. Para ello lo pon el horno a calentar a unos 190 ºC .

Una vez puesto el horno, mientras se calienta, prepara el molde. Lo que tienes que hacer es caramelizar 150 gr de azúcar, que os explicó como hacer, pon 125 gr de azúcar con un poco de agua en un recipiente a fuego suave, hasta que consigas un almíbar claro, sin dejar de moverlo para que no se pegue. Cuando tengas este almíbar claro lo dejas a fuego medio alto y sin mover para que el almíbar se oscurezca, hay que tener mucho cuidado en este momento para no quemar el azúcar. Hecho esto rellena el/los molde/s para flan haciendo una capa al fondo con el caramelo.

Ahora haz el zumo de naranja y prepara la ralladura para la mezcla.

Con el molde preparado y el horno a la temperatura adecuada, empieza a preparar la mezcla, pon el zumo de naranja junto con la ralladura a fuego lento, mientras en otro recipiente pones el azúcar, las 6 yemas de huevo y 3 de sus claras, y lo bates todo bien hasta que obtengas una mezcla homogénea y un poco espumosa.

Vierte la mezcla que acabas de hacer con los huevos, junto al zumo de naranja y las ralladuras sin que llegue a hervir, mezcla y vierte en los moldes que hayas elegido. Ahora baja la temperatura del horno a 170 ºC e introduce el molde en el horno, dentro de un recipiente mas grande que contenga agua, para que se haga al baño maría, durante unos 25 o 30 minutos. Pasado el tiempo con un palillo o un cuchillito, pincha el flan y comprueba que sale limpio para saber que tu flan está ya perfectamente cocido. Saca el molde del horno y espera a que se enfríen para poder desmoldarlos.

Ya los tendrás listos para disfrutar de estos exquisitos flanes con ese toque que le da la naranja a nuestros platos y que tanto nos gusta.

 Truco de aprovechamiento, con las claras sobrantes puedes montar un merengue, que acompañe al flan de naranja dándole un toque de ligereza.

Gracias a Hort Alba Garcés y a Edu de Online Zebra por regalarnos esta receta casera tan deliciosa.

Como te digo siempre ¡Come rico y sé feliz! 😉

Tortas de Alcázar de ungatoenmicocina

Tortas de Alcázar

¡Buenos días familia! ya sabéis que la repostería no es lo mío, pero como se que os pierde el dulce, aquí estoy aprendiendo casi a la vez que vosotros, hoy os traigo una receta que a mi me vuelve loca para los desayunos y meriendas, las Tortas de Alcázar. Son como unos mini bizcochos deliciosos en porciones individuales y están realmente deliciosas.

Este bizcochito glaseado es típico de Alcázar de San Juan, su tradición comienza con las monjas clarisas, pinchando en el enlace podéis leer un poco mas sobre su historia.

Nosotros vamos a lo nuestro que es la receta, tiene unos cuantos pasos pero es muy sencillito de hacer. Ya sabéis que yo me enrollo de lo lindo para poder explicaros y que no os resulte complicado, vamos a por nuestras maravillosas tortas de Alcázar.

Ingredientes para Tortas de Alcázar:

  • 100 gr azúcar
  • 50 gr maicena (harina de maíz)
  • 50 gr harina de trigo
  • un pellizco de sal
  • 4 huevos (separando claras y yemas)
  • Azúcar glass para espolvorear
  • ralladura de 1/2 limón
  • un pelín de aceite de oliva

Preparación para Tortas de Alcázar:

El único paso mas rebelde es montar las claras al punto de nieve si no lo has hecho nunca, pero te lo explico bien para que no haya ningún problema 😉

Preparación de instrumental e ingredientes:

  1. Precalienta tu horno a unos 190 ºC en posición arriba y abajo.
  2. Prepárate para cortar el papel de horno en cuadrados individuales de unos 10-12 cm,yo utilicé 14 cuadrados de papel de horno.
  3. Lavar bajo el grifo os huevos y el limón.
  4. Ten preparado para usar la lengua de cocina y el pincel, yo uso los dos de silicona.

Preparación de la masa:

  1. Lo primero que tienes que hacer es cascar los huevos y separar las yemas y las claras, poner cada una en un bol diferente, y ahora empieza montando las claras a punto de nieve, es realmente sencillo, solo hay que seguir estos trucos y no fallarás, en un bol con profundidad, añade un pellizquito de sal, puedes hacerlo con las varillas eléctricas o manualmente, lógicamente con las barillas será mas fácil y rápido pero puedes hacerlo igual. Aunque vayas a hacerlo como yo con las barillas, empieza siempre rompiendo un poco a batir primero con el tenedor, y ahora a mínima potencia, empieza batiendo con movimientos verticales de arriba a abajo para que vaya cogiendo aire, NUNCA movimientos horizontales como en otras masas, verás que en seguida empiezan a coger volumen y ponerse blancas y espumosas, sabrás que están perfectas cuando aunque tengan una textura ligera mueves el bol o incluso le das la vuelta y no se mueven ni se caen. Aproximadamente verás que triplican su tamaño. Reserva y vamos a por el resto de la masa.
  2. Ahora en otro bol pon las yemas con el azúcar y empieza a batir suave, lo mismo empieza a romper con el tenedor y luego ve introduciendo las barillas eléctricas, verás que esta mezcla también crece de tamaño y ve añadiendo las harinas tamizadas y mezclando, no te asustes porque la masa parezca un poco dura o espesa en cuanto le añadas las claras a punto de nieve se transformará en una masa super ligera.
  3. Cuando tengas las dos mezclas preparadas, es el momento de juntarlas, yo añado la mezcla de de las yemas a las claras montadas, y ahora SIN BATIR para que no se bajen las claras, con ayuda de una lengua de cocina de silicona, vas haciendo movimientos circulares suaves hasta que las dos mezclas estén bien integradas, en este punto, solo te queda coger el limón y rallar la mitad de la cáscara encima (solo la parte amarilla, no ralles la parte blanca porque es lo que amarga) y volver a mezclar con la lengua para que se integre la ralladura en toda la mezcla. Hasta aquí tenemos la masa hecha. 🙂

    1. Como mezclar sin que se baje el punto de nieve


Preparación y horneado:

Ya con la masa lista, solo te queda ir preparando y horneando en varias tandas porque en los hornos convencionales de casa las bandejas no son muy grandes, pero verás que no tardamos nada en tenerlas todas listas.

  1. Prepara en la bandeja del horno y pon los cuadraditos de papel de horno que ya tenías cortados, yo hice tandas de 4, quizás os entren 6, pero yo preferí que tuvieran espacio y no se pegaran unas a otras.
  2. Con ayuda de un pincel de cocina y aceite de oliva, pinta un poco el centro del papel, no mucho porque si no la masa se extiende demasiado y quedan muy finas las tortas de Alcázar.
  3. Ahora con un cucharon de sopa o con ayuda de una cuchara, pon la mezcla encima de donde has pintado (mas o menos pon la misma cantidad en todas, yo lo hice con el cucharón pero no llenándolo del todo), verás que el aceite hace que se expanda y ademas nos ayuda luego a despegarlas del papel.
  4. Espolvorea por encima el azúcar glass que quieras, según tu gusto, y obtendrás mas o menos glaseado.
  5. Ya casi lo tenemos, mételas al centro del horno durante 11 minutos ni mas ni menos, y verás que salen perfectas tus Tortas de Alcázar.
  6. Sacalás y coloca sobre una rejilla para que se aireen y se enfríen y ve metiendo otras tandas hasta acabar con la masa. A mi me salieron 14 pero dependerá un poco de la cantidad de masa que coloques en cada papel.

¡¡¡Y ya está!!! solo te queda disfrutarlas, ya verás como vuelan, no duraron ni dos días en mi casa. Espero que las pruebes pronto y me cuentes si han triunfado también en tu casa o con tus amigos.

Tortas de Alcázar ungatoenmicocina

Tortas de Alcázar ungatoenmicocina

Como siempre me despido con un…. ¡Come bien y sé feliz!

Bolitas de chocolate suecas

bolitas de chocolate suecas decoradas

Buenos días, hoy os traigo una receta dulce chulísima, deliciosa y súper fácil de hacer. Las bolitas de chocolate suecas o también conocidas como bolitas del negro, son una receta de un dulce típico sueco, súper rica y sencillíma, además de todo es ¡sin horno! Solo hay que hacerla y dejarla enfriar.

La aprendí en uno de los viajes que hice a ver a mis hermanos y sobris, y aunque no la tenía completa, entre lo que recordaba y lo que vi en recetarios suecos, he conseguido traeros mi versión, así que sin más rodeos vamos a por ella.

Ingredientes para bolitas de chocolate suecas:

  1. 150 gr de copos de avena o harina de avena (yo la hago en casa con los copos)
  2. 100 gr de margarina
  3. 80-100 gr de azúcar
  4. 1 cucharita rasa de azúcar avainillado
  5. 20 gr de cacao de repostería (yo uso el de VALOR, para mi es el mejor y el mas puro)
  6. 25 ml de café o agua fría ( yo puse 15 de café y 10 de agua aprox. Podéis cambiarlo según prefiráis)
  7. coco rallado, virutas de chocolate o de colores, almendra picada o lo que prefiráis para decorar. Las tradicionales son con coco.

Preparación de bolitas de chocolate suecas:

Bueno familia sencilla no, ¡lo siguiente! Así que sin mas rodeos vamos a por ello.

Lo primero es que si no encontrasteis la harina de avena, que es normal, no pasa nada compráis la avena en copos, y como con una licuadora, batidora o molinillo de café lo moléis sin ninguna dificultad, nos quedará en polvo como lo que se supone que es la harina de avena y sin ningún aditivo, así que mejor todavía. Incluso hay gente que los deja enteros pero a mi no me va mucho, además la receta original no es así, pero para gustos colores, os dejo elegir la opción que mas os guste.

Con esto hecho y los ingredientes medidos, llevamos a un bol grande y ponemos todos los ingredientes, y vais mezclando, dicen que con una cuchara de palo, pero yo os lo digo ya ¡lavaros bien bien las manos y a por ello! es la mejor manera de emulsionar bien los ingredientes y que nos os queden pegotes de margarina. Como veréis en las fotos, tiene que ser una masa compacta y un poco húmeda para poder rebozarla.

textura de la masa de bolitas de chocolate suecas

textura de la masa de bolitas de chocolate suecas

Cuando tengáis la masa, hacer bolitas con las manos como si hicierais albóndigas, el tamaño de las originales, es como una bola que ocupe vuestra palma, yo hice unas cuantas así y otras mas pequeñitas, en plan bocado. Dependerá del tamaño la cantidad que os salga pero a mi me quedaron como 14 grandes y 8 pequeñas. Dejarlas sobre papel de horno.

tamaño original de las bolitas de chocolate suecas

tamaño original de las bolitas de chocolate suecas

Cuando las tengáis, preparáis unos platos con el coco rallado, las virutas o la almendra, o lo que queráis para decorarlas, y las rebozáis igual que una albóndiga en el pan rallado.

bolitas de chocolate suecas decoradas

bolitas de chocolate suecas decoradas

 

Y ya solo os queda dejarlas enfriar en un tupper grande o caja o algo cerrado para que no cojan olores, mínimo 1 hora de nevera o 20 minutos de congelador, podéis elegir, pero yo prefiero mil veces la nevera, eso si, si las dejáis mas tiempo quedarán mejor compactadas y tendrán mas tiempo de mezclarse los sabores. Para mi es ideal de un día para el otro.Solo os queda comprar unos papelitos de trufa que os gusten y presentarlos.

 

¡Triunfo asegurado! ya me lo contaréis 😉

Para mi la cocina y la repostería son una manera de decir te quiero a la gente que me importa y por eso hago estas cosas (que la mayoría de veces ni pruebo… por las migrañas) que si las ponéis bonitas son ideales para regalar a alguien especial. Esta vez fueron para agradecerles a mis profes del gym lo que me enseñan, lo que me quieren y lo que me miman 😉 ¡Gracias Puri y Rosa!

Preparadas para hacer feliz

Preparadas para hacer feliz

Mermelada de ciruelas

Mermelada de ciruelas casera

Buenos días familia, hoy os traigo una receta que me llena de recuerdos de la infancia, son las recetas de mermeladas caseras, esta vez de mermelada de ciruela, aunque cuando era pequeña casi siempre la hacía de moras que recogía con mi padre… ahhh que recuerdos ¡me encantaba!.

¿Tenéis arboles frutales?, ¿los tienen vuestros abuelos/padres/suegros/primos/amigos…? como es mi caso, que tengo la suerte de que mis suegros tengan arbolitos frutales en la parcela y me dan fruta sin nada de insecticidas, 100% naturales y fresquitas (por eso también son un poco mas pequeñitas de lo normal), ¿o simplemente te apetece hacer tu propia mermelada? pues vamos a ello, es super sencillo y quedan deliciosas y sobre todo son naturales y caseras, ¡que MOLA MAS! 🙂

Ingredientes para mermelada de ciruelas casera:

  • 1 kg de ciruelas ( o fresas, moras, frambuesas, melocotón, albaricoque… o lo que te dé la gana)
  • 1/2 kg de azúcar
  • zumo de 1/2 limón (no lo cojáis muy grande que sino os quedará muy ácido)

Podéis hacer modificaciones si queréis darle un toque original, como por ejemplo utilizar azúcar morena para reducir el dulzor, ponerle una ramita de canela para darle un toque especial, especiarlas para darles un puntito picantón y diferente, o mezclar varias frutas…) como siempre en la cocina podéis inventar siempre cosas nuevas y además de divertido muchas veces resultan recetones a partir de esos inventos.

Preparación:

Lo primero es que consigáis unos botecitos de cristal monos que os gusten, lavarlos bien y después ponerlos hervir durante unos 15 minutos para que queden esterilizados, mientras preparamos nuestras mermeladas, podéis dejarlos secar encima de un par de hojas de papel de cocina, intentar no tocar el interior para no contaminarlo.

Mientras lavar bien nuestras ciruelas, yo las dejo escurrir un poco en un colador, y desde ahí las voy cogiendo y con un cuchillito las voy abriendo a la mitad y sacándoles el hueso y las vamos dejando en la misma olla donde vayamos a hacer la mermelada.

Cuando tengamos todas las ciruelas lavadas y deshuesadas, le añadimos por encima el azúcar y el jugo de 1/2 limón (evitar que caigan las pipas que amargan un poco el sabor) y dejamos macerar unos 35-45 minutos. Ya veréis cuando transcurra el tiempo como ha cambiado la cosa, y ha salido como un almíbar.

Cuando haya pasado el tiempo lo ponemos a hervir a fuego medio 1 hora, removiendo de vez en cuando. Pasada la hora, retirar del fuego y dejar atemperar un poco. Aquí podéis decidir que tipo de mermelada queréis, yo prefiero pasarle la batidora porque no me gustan los trocitos (siempre los aparto jajaja) pero si os gusta con tropezones, dejarla tal cual o si queréis podéis aplastarlo un poco con un tenedor.

Y siiiiiiiiiiiiiiiiiiiii ya tenemos nuestra mermelada de ciruela casera y deliciosa, solo queda ponerla en nuestros botecitos. Sale bastante mermelada, si vais a regalarla como hago yo no os hace falta pero si vais a quedaros todos, la mejor opción es prepararlos al vacío*  (os recomiendo entonces que los botes sean con rosca).

Para preparar los botes al vacío, poner en el fondo de una olla un paño, encima nuestros botecitos rellenos (no hasta arriba del todo) y bien cerrados, y cubrimos de agua hasta arriba, lo ponemos a hervir y desde que rompa a hervir contamos 30 minutos, pasado el tiempo solo nos quedará enfriar y secar nuestros estupendos botecitos de mermelada de ciruelas casera.

Espero que os haya gustado la idea y que os traiga buenos recuerdos a vosotros también, espero seguir teniendo frutitas para traeros mas recetas 😉 ¡Feliz semana!

Bombones de Nocilla ¡De gatitos!

bombones de nocilla

Os traigo un pequeño tutorial para hacer bombones, de lo que queráis… Es la manera más sencilla de preparar vuestros bombones caseros. Y si encima encontráis un molde de gatitos… ¡Lo más!

Ingredientes para los bombones de Nocilla:

  • Chocolate de repostería
  • Nocilla (La receta es válida para otros rellenos también)

Utensilios necesarios:

  • Molde de bombones
  • Bol / recipiente para escurrir el molde
  • Lengua de cocina

Preparación:

Empezamos por trocear el chocolate y fundirlo en el microondas. Llenamos con el chocolate fundido nuestro molde.

bombones de nocilla

Esperamos unos segundos y vaciamos todo el chocolate en nuestro recipiente. Tenemos que crear «una funda» de chocolate para nuestros bombones.

bombones de nocilla

Limpiamos bien la base con la lengua de cocina y procedemos a rellenar los bombones.

bombones de nocilla

Repasamos el relleno con la lengua y tapamos ahora los bombones con el chocolate que habíamos escurrido anteriormente.

bombones de nocilla

Limpiamos los bordes de nuestros bombones de nocilla y a la nevera

bombones de nocilla

Cuando hayan enfriado, desmoldamos con cuidado y a disfrutar de nuestros monísimos gatitos dulces.

Bizcocho del amor sueco «Kärleksmums»

Bizcocho del amor o "Kärleksmums"

Buenos días y ¡HOLA DE NUEVOOOOO! me ha costado pero ya estoy aquí otra vez y os traigo una receta mas que especial de «Kärleksmums» o bizcocho del amor como la llamamos nosotras, es una receta sueca que me dio mi hermana Sandra y que preparé con mi sobrina Loubna de 8 años, una de las luces mas potentes que ilumina mi vida.

No se ni por donde empezar, bueno he estado de viaje por Suecia visitando a la familia <3 y no quería volver con las manos vacías. En Suecia hay mucha tradición de hacer repostería en casa, en familia, con los niños y para los amigos, por aquello de que el clima no invita mucho a salir a la calle, las mejores reuniones y fiestas son en las casas. Y este es un bizcocho básico y clásico de esas reuniones, muy facilito y delicioso, que nos acerca un poco de la cultura sueca.

En Suecia no utilizan las medidas por gramos o mililitros, asi que os tendréis que hacer con un juego de medidores de repostería como los de las fotos, son super baratos y se encuentran en muchísimos sitios y por supuesto en Ikea tambien.

Os voy a explicar como son las medidas y a que equivalen porque no todos los medidores lo traen puesto. Son 5 cucharas de distintas capacidades, os los explico del grande al pequeño:

  • 1 dl = 100 ml (este es el mas grande)
  • 1/2 dl = 50 ml
  • Matsked = MSK = 15 ml
  • Tesked = TSK = 5 ml
  • Kryddmått = KRM = 1ml (este es el mas pequeñito)
medidores de repostería

medidores de repostería

Una vez explicado esto podemos ir a la receta 😉 el de la foto es grandote porque era para una fiesta os doy las medidas para este, pero si queréis uno mas pequeño podéis hacer la mitad.

Ingredientes para Bizcocho del amor sueco:

Para el bizcocho:

  • 6 huevos (a temperatura ambiente, nunca fríos)
  • 6 dl azucar
  • 350 gr de mantequilla sin lactosa (también a temperatura ambiente)
  • 1 dl cacao de repostería en polvo
  • 4 TSK azucar de vainilla
  • 3 dl de leche o nata (yo use leche sin lactosa)
  • 10 dl harina
  • 4 TSK levadura

Para el glas o cobertura:

  • 100 gr de mantequilla sin lactosa
  • 5 dl azucar glas
  • 2 TSK azucar de vainilla
  • 2 MSK cacao de repostería en polvo
  • 3 MSK cafe (apunte: café hecho en la cafetera, osea líquido, no café molido)
  • Coco rallado

Preparación para bizcocho del amor sueco:

Es super fácil así que vamos a ello. Los suecos tienen sus trucos y no son los mismos que usamos aquí, vamos a por ello es super sencillo. Podéis ir precalentando el horno a unos 175-180 cº.

Primer paso y es el que los suecos dicen que hace que la masa quede perfecta y esponjosa. El truco es poner lo primero en el bol, los huevos y el azúcar y empezar a batir despacio y bien hasta que sea una mezcla homogénea perfecta sin grumos.

Segundo paso, añadimos a esta mezcla la mantequilla y el cacao, y seguimos batiendo hasta que esté integrado.

Por ultimo para la masa añadiremos el azúcar de vainilla, la leche, la harina y la levadura. Y lo mismo batir poco a poco hasta que esté completamente integrado todo. Y ya tendemos la masa lista.

la masa del bizcocho del amor

la masa del bizcocho del amor

Preparar la bandeja del horno, extendiendo papel de horno por toda la superficie, cuando la tengáis extendéis bien la masa y metemos al horno unos 30 minutos aproximadamente, id pinchando para comprobar como esta el bizcocho.

Cuando pase el tiempo sacamos el bizcocho y dejamos que enfríe a temperatura ambiente y mientras vamos a ir preparando el glas o cobertura.

Hacer el glas es cuestión de unos minutillos, ponemos en un cazo a fuego lento a derretir la mantequilla, y cuando esté vamos añadiendo y mezclando los demás ingredientes, el azúcar glas y vamos mezclando, el azúcar de vainilla, el cacao y el café y mezclamos hasta que nos quede una cobertura homogénea.

El glas o cobertura

El glas o cobertura

Cuando tengamos el glas o cobertura, lo vertemos por encima del bizcocho, extendemos con un pincel de repostería para que quede mas o menos igual, y pasados un par de minutos, esparcimos por encima el coco rallado, con la mano a puñaditos, a mí me gusta con mucho, pero la cantidad la podéis modificar, y echar mas o menos, según cuanto os guste.

Dejamos que enfríe un par de minutitos mas y cuando veáis que está bien pegadito el coco, podéis cortar en cuadraditos y colocar en una fuente bonita.

cobertura y corte

cobertura y corte

Espero que os guste, a mi me pareció delicioso, mas aún cuando lo había hecho con mi princesa.

Mi repostera gatuna favorita

Mi repostera gatuna favorita

Como siempre aprovecho mi rinconcito para decirle a los míos lo importantes que son en  mi vida, Sandra gracias por ser mi hermana y por llenar mi vida con tus tres tesoros, os adoro <3

Dedicada en especial a mi sobrina Loubna, respostera y protagonista de esta receta ¡Gracias por existir! Te adoro

 

Turrón casero de almendras (el blando) para una Nochebuena aún más especial

turrón casero

¡Esta noche es Nochebuena! Y que mejor manera de celebrarlo que cantando muchos villancicos y comiendo turrón casero.

Nuestra primera Navidad juntos, espero que esta noche y mañana lo paséis genial y cuidado con las mezclas y los atracones, que los peces parece que no sufren por beber y beber pero nosotros sí… Os quiero ver a todos de vuelta el miércoles 🙂

Vamos al turrón…

Ingredientes para una tableta de turrón casero:

  • 150 gr de almendras tostadas molidas (Las venden tal cual, no os compliquéis moliéndolas en casa).
  • 100 gr de miel (Que sea de Milflores y de buena calidad).
  • 50 gr de azúcar
  • 1 clara de un huevo pequeño
  • 1/4 cucharadita de ralladura de limón
  • 1/2 cucharadita de canela

Preparación:

Muy sencillo. Empezamos por poner a fuego medio el azúcar con la miel, y vamos derritiendo poco a poco y removiendo con una cuchara de madera. Cuando esté completamente derretido, retiramos del fuego.

Batimos la clara de huevo y vamos añadiendo sin parar de remover (para que no cuaje la clara), la miel y el azúcar. Volvemos a poner la mezcla al fuego y removemos. La mezcla irá tostándose y cambiando de color. No dejéis de remover para que no se queme, y si hace falta poned el fuego más bajito.

Cuando coja un color más tostado añadimos la ralladura de limón y la canela. Mezclamos todo, y por último, añadimos la almendra e integramos bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.

turrón casero

Cuando tengamos la mezcla lista es hora de preparar el molde. El molde que veis en la foto lo venden tal cual en las tiendas de repostería, es un molde para turrón. En realidad podéis utilizar cualquier molde y luego cortar las porciones como más os guste, lo importante de esta receta es que estamos preparando turrón casero ¡y que os va a quedar riquísimo!

Forramos el molde con papel de horno (a mí no me quedaba y utilicé film en esta ocasión) y vamos presionando la mezcla con un mortero hasta que se ajuste bien al molde. Por último tapamos y dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente durante al menos 5 horas.

turrón casero

Turrón casero terminado, seguro que cuando vuestros invitados lo prueben notarán la diferencia…

Pasadlo de maravilla y disfrutad al máximo de la familia y los amigos, os deseamos una muy…

¡Feliz Navidad!

 

Guirlache de almendra y guirlache de pistacho

Guirlache de almendras y pistachos

¡Hola familia! seguimos con las recetas navideñas a toda pastilla, para que tengáis donde elegir estos días. Últimamente estoy lanzada y no paro de pensar en traeros también cositas dulces, así que hoy os traigo otro clásico de la navidad, el guirlache, pero como siempre intentando darle un toque especial.

Estoy como los supermercados y por navidad os traigo en oferta varias recetas en una. Realmente os traigo dos para que veáis el clásico guirlache de almendra y el original guirlache con pistacho, aunque lo podéis hacer con el fruto seco que mas os apetezca.

Si os gusta no dudéis en hacerlo, porque a parte de ser original y sorprender a los vuestros con algo hecho con amor, es muy sencillo de hacer y aunque el fruto seco sale un pelín caro, comprarlo hecho es carísimo. ¡Vamos a por ello!

Ingredientes para guirlache:

Guirlache de almendras:

  • 200 gr de azúcar
  • 200 gr de almendra pelada tostada (comprarla ya tostada)
  • zumo de 1/4 limón (osea un chorrete de la mitad de un limón)
  • 5 gr de mantequilla (la punta de una cucharita de postre. Usad margarina si sois intolerantes a la lactosa)

Guirlache de pistacho:

  • 200 gr de azúcar
  • 200 gr de pistachos pelados y tostados (los pelé y tosté en casa, quizás lo podéis encontrar ya pelado y tostado)
  • zumo de 1/4 limón (osea un chorrete de la mitad de un limón)
  • 5 gr de mantequilla (la punta de una cucharita de postre)

Precauciones y utensilios:

  1. ¡OJO! no va a pasar nada y el caramelo no salta, así que hacer el guirlache encantados de la vida, pero hay que tener especial cuidado porque se pone a una temperatura muy elevada ( puede llegar a superar los 200ºC ) y si nos roza nos hará una quemadura fea porque se adhiere en seguida a la piel. Así que con cuidado, atentos y nada de niños en la cocina mientras estemos haciendo el caramelo.
  2. Sartén antiadherente y palas de madera.
  3. Bandeja del horno o superficie que aguante bien el calor.
  4. Papel sulfrizado o de horno.
  5. Aceite para engrasar.
  6. Rodillo.
  7. Buen cuchillo para cortar el guirlache.

Preparación del guirlache:

Quiero deciros, es que podéis aumentar la cantidad todo lo que queráis y hacerlo de un solo fruto seco para no tener que hacerlo varias veces, yo hice dos distintos para traeros algo mas original y quedará bonito para las fotos.

La manera de preparar el guirlache es igual para cualquier fruto seco, así que vamos allá con la explicación.

Lo primero que os recomiendo es preparar la bandeja del horno con papel sulfurizado y un chorrito de aceite de oliva bien extendido, por ejemplo con un pincel de cocina, para que no se nos pegue el guirlache.

Vamos a empezar haciendo el caramelo, para ello ponemos a fuego medio la sartén antiadherente con el azúcar y extendemos un chorrito de zumo de 1/2 limón, no es nada complicado de hacer, solo no pongáis el fuego fuerte porque se quema. Al principio hasta que empiece a coger temperatura, mover la sartén un poquito de vez en cuando en el aire, sin introducir nada.

Cuando veáis que está empezando a deshacerse un poquitín y a cambiar el color a mas amarillento, ya podréis utilizar la pala de madera, e ir moviendo poco a poco para que se deshaga todo por igual. Hasta que veáis que está completamente deshecho por igual y tenga un color tipo miel o dorado, aquí estamos a punto de terminar.

Preparación por pasos

Preparación por pasos

 

Añadir la puntita de mantequilla y remover hasta que coja el color adecuado (son unos segundos), ese color amarronado del caramelo líquido sin dejar que se queme que sino os dará un sabor amargo. Y añadís los frutos secos (almendra, pistacho o el que sea) y extendéis un poquito, para que quede uniforme.

En seguida verterlo sobre la bandeja preparada y coger el rodillo untado con un poco de aceite, para extenderlo un poco y que quede de un grosor homogéneo, y dejar enfriar. Veréis que en seguida se queda durito, sobre todo con este frío que hace jiji.

Una vez veáis que está templado ya y ha endurecido, con un buen cuchillo, el mejor que tengáis, intentar hacer tiras mas o menos  de un tamaño parecido, no pasa nada, ¡NO tiene que ser perfecto! es hecho a mano y con amor, no se puede pedir mas. Y dejar que termine de enfriarse del todo antes de guardarlo.

Guirlache listo

Guirlache listo

Como veis es super sencillo y queda precioso, si queréis podéis hacer como en las fotos, comprar unas bolsitas de plástico y un cordel bonito y así a parte de conservarlo quedará muy bien presentado. Espero que os haya gustado la receta y que no dudéis en hacerla en casa ¡Queda delicioso y muy bonito!

Guirlache de almendras y pistachos

Guirlache de almendras y pistachos

 

Tarta de tres chocolates «Una perdición sin horno»

Tarta de tres chocolates

Bueno, bueno… si estás aquí es porque eres un golos@ empedernido y además estas en el sitio correcto, hoy os traigo esta perfecta, maravillosa y engordante tarta de tres chocolates sin horno. La tenía en mente desde la primera vez que la vi, y en estos días tuve la oportunidad de lucirme para un cumple, con ayuda de mi nueva y desconocida mano para la repostería, rebuscando en internet y mirando algunos trucos en los libros de cocina conseguí que saliera tan mona ¡No podía fallar en el estreno!.

Siento que estoy reencontrando mi lado repostero, que no se si lo había perdido o solo lo tenía dormido, eso sí tampoco nos vamos a complicar mucho, que aunque es una receta que requiere su tiempo mas que nada por las esperas, es sin horno y esto ¡¡¡me encanta!!!, vamos a por ella.

La receta da para una buena tarta, de unas 10-14 porciones.

Trucos:

  1. Utilizar un molde desmoldable para este tipo de tartas sin horno,de esta manera evitaremos que se estropee.
  2. Ponerle a la base una capa de papel de horno, de manera que nos ayude luego a sacar la tarta.
  3. Usar buenos productos, para un día que hacemos tarta no ahorréis, se nota la diferencia.
  4.  Ser pacientes con los tiempos de espera.
  5. Decorar mientras esta templada y en el molde, antes de meter a la nevera, de manera que la decoración quede mas fija.

Ingredientes para tarta de tres chocolates:

Para la base:

  • 200 gr de galletas digestive ( podéis usar otras pero para mi son las mejores)
  • 90 gr de mantequilla (sin sal)

Para la tarta:

  • 150 gr Chocolate negro de postres de NESTLE
  • 150 gr Chocolate blanco de postres de NESTLE
  • 150 gr Chocolate con leche extrafino de NESTLE
  • 750 ml de nata liquida para montar
  • 750 ml de leche
  • 120 gr de azúcar (150 si eres muy dulcero)
  • 3 sobres de cuajada

Preparación:

Para la base, lo primero es machacar las galletas hasta dejarlas en polvo (yo lo hago con el mortero). Por otro lado derretís la mantequilla en el micro unos 20-30 segundos (según potencia), hasta que este derretida del todo.

Con esas dos cosas hechas, mezcláis bien las galletas en polvo con la mantequilla derretida, la ponéis en el molde y lo aplastáis contra el fondo con una cuchara extendiéndolo bien. Tapáis  el molde con film bien cerrado y a la nevera, mínimo 10 minutos para que se endurezca.

Y mientras tanto preparamos las mezclas de los chocolates.

Mezclaremos los chocolates uno a uno. Las medidas son proporcionales para los tres chocolates, 150 gr de chocolate, 250 ml de nata, 250 ml de leche y 1 sobre de cuajada. El único ingrediente que modularemos es el azúcar, al choco negro le pondremos 50 gr, al choco con leche 40 gr y al choco blanco 30 gr porque este es mas dulce de por sí (a no ser que seáis super dulceros, entonces podéis poner 50 gr a todos, lo dejo a vuestra elección)

Método para todos los chocos: (empezamos las capas de negro a blanco)

En un cazo pondremos a calentar a fuego suave-medio, el chocolate negro, la nata y el azúcar ( yo de 6 potencias lo pongo al 3, pero mi vitro es bastante antigua, solo hay que tener cuidado de que no se nos pegue y mantener la temperatura todo el tiempo igual) y vamos removiendo, mientras se calienta, deshacemos en la leche el sobre de cuajada y removeremos bien para que no haya grumos, cuando la primera mezcla esté hirviendo suavecito, añadimos al cazo la leche con la cuajada, y sin dejar de remover ni elevar la potencia del fuego mantenemos hasta que rompa a hervir (para que la cuajada logre espesarse una vez fría) y mantenemos unos minutos el hervor suave, notaréis que espesa un poco.

Cuando lo tengamos, echaremos la mezcla sobre la base de galletas, despacio ayudándonos con una cuchara dada la vuelta para que caiga suave y no se levante la base, y dejaremos pasar unos minutos para que enfríe y espese, de manera que al verter encima la siguiente capa de chocolate no se mezclen. Si los vertemos sin que haya cuajado lo suficiente se mezclarán los chocolates y seguro que se nos estropeará la tarta. ¡Sed pacientes por favor! es cuestión de unos minutos.

Algunos de los pasos de la tarta tres chocolates

Algunos de los pasos de la tarta tres chocolates

Mientras tanto podéis ir preparando lo necesario para la siguiente capa ( pesando los ingredientes…), y de esta manera no se nos hará tan pesada la espera, también podéis ir lavando los cacharros que estemos utilizando porque el chocolate como lo dejéis, se queda muy pegado.

Repetiremos la misma elaboración con el chocolate con leche. Y de la misma manera echaremos la mezcla del chocolate con leche encima de la capa anterior, la del chocolate negro, igual que antes con ayuda de una cuchara dada la vuelta para bañar la primera mezcla y que esta no se rompa. Debe de estar lo suficientemente cuajado, para resistir el peso del siguiente chocolate y no mezclarse. Y otra vez repetimos los pasos y dejamos enfriar bien mientras preparamos la última capa.

La mezcla de chocolate blanco la hacemos de la misma manera que los anteriores. (recordar que lo único que cambia es la cantidad de azúcar). Dejáis enfriar y vertéis de la misma manera sobre las anteriores. Podéis decorarla aquí, cuando esté templada para que se quede bien fijo o sino al día siguiente.

Dejar que la tarta enfríe en la nevera hasta la mañana siguiente (necesita como unas 8 h pero yo os recomiendo que la dejéis mas y así aseguráis que este bien cuajada) e incluso si queréis (yo lo hice) podéis subir un poco la temperatura de la nevera, no olvidéis bajarla cuando la saquéis.

 

Tarta de tres chocolates "La bomba"

Tarta de tres chocolates «La bomba»

 

* Podéis decorar con lo que mas te guste, yo use los fideos de chocolate, pero podéis utilizar bolitas de tres chocolates, canela o cualquier cosa que se te ocurra.

¡Y a disfrutar! espero vuestros comentarios y fotos de los que os atreváis a hacerla en casa, no os defraudará.

1 2 3 4 5