Searching for "limonada de hierbabuena"

Limonada casera con hierbabuena

Limonada casera con hierbabuena

El verano por fin ha llegado para quedarse, y por eso y porque me apetece refrescarme hoy se me ha ocurrido prepararos una Limonada casera con hierbabuena también conocida como Limonada Oasis, creo que el nombre lo dice todo, hoy os traigo los trucos necesarios para hacer una limonada perfecta, en este caso una limonada con hierbabuena deliciosa, pero también los podéis aplicar para hacer distintos tipos de bebidas refrescantes para el verano, como la limonada de sandía, la naranjada o incluso una buena sangría, prometo que de esta última os traeré la receta.

El mayor de los secretos para todas estas bebidas refrescantes, es un secreto a voces, pero que muchos no saben y fallan por ello. El truco es preparar lo primero un jarabe o almíbar ligero para que se endulce la bebida de manera correcta y no se nos quede todo el azúcar en el fondo de la jarra.

Y el otro gran paso para triunfar es enfriar a tope este tipo de bebidas.

Bueno que ¿Os apetecen este tipo de delicias veraniegas? creo que puedo oír los ¡¡¡siiiiiiiii!!! a coro desde aquí, así que intento no dar mas rodeos y vamos a por el detalle de la receta.

La jarra que yo he preparado es de 1,5 litros

Ingredientes para una Limonada casera con hierbabuena o Limonada Oasis perfecta:

Para la limonada casera con hierbabuena:

  • 350 ml de zumo de limón (6-8 limones dependerá del tamaño)
  • 12 hojas de hierbabuena
  • 350 ml del jarabe que prepararemos primero
  • 1 L de agua MUY FRÍA

Para el jarabe o almíbar ligero:

  • 500 ml agua
  • 250 gr azucar
  • 2 trocitos de cáscara de limón

Para la decoración de la jarra y los vasos:

  • Rodajas de limón
  • ramitas de hierbabuena
  • Hielos (opcional)
  • azúcar para el borde de los vasos
 

Necesitaréis utilizar el exprimidor, la batidora y un colador pequeño.

 

Preparación de la Limonada Oasis:

Es una receta muy sencillita pero os recomiendo hacerlo con antelación para que todo pueda enfriarse bien, es muy importante servirla bien fresquita, además ya sabéis que el reposo siempre hace que se mezclen mejor los sabores, así que es perfecto que lo preparéis pronto por la mañana, para el medio día o la noche. ¡A por ello!

  1. Lo primero será que metas un litro de agua al frigorífico para tenerlo bien frío.
  2. Prepara el jarabe, para ello pon en un cazo el agua y el azúcar indicados arriba con las cortecitas de limón, y remueve bien, ponlo a fuego lento unos 10 minutos y verás que queda perfectamente deshecho el azúcar y que tiene una textura mas espesita tipo jarabe ligero (te sobrará seguro). Una vez hecho, déjalo enfriar bien,lo ideal es dejarlo con tiempo y paciencia a temperatura ambiente unos 20-30 minutos, pero si vas justo de hora puedes ponerlo en un tarro hermético y enfriarlo en un bol con agua con hielos.
    Preparación del jarabe ligero

    Preparación del jarabe ligero

  3. Mientras se hace el jarabe, lava requetebién los limones y aclara la hierbabuena.
    limon hierbabuena

    limón hierbabuena

  4. Exprime los limones para hacer tu zumo.
  5. Pon en el vaso de la batidora el zumo de limón y añade las 12 hojas de hierbabuena lavadas y bátelo bien bien, con paciencia.
    Batido de zumo de limón y hierbabuena

    Batido de zumo de limón y hierbabuena

  6. Corta un par de rodajas de limón grandes y un par de ramitas de hierbabuena.
  7. Ahora coge la jarra que vayas a utilizar finalmente, añade en el fondo 350 ml del jarabe (o mas si eres super dulzón), añade las dos rodajitas de limón y pon encima un coladorcito para pasar poco a poco el batido que has hecho con el zumo de limón y la hierbabuena, para que quede fino y no tenga muchos posos de la hierbabuena, añade dos ramitas de hierbabuena y si quieres muevelo todo un poco con una cuchara de madera. ¡Ya tienes tu limonada casera con hierbabuena, ahora tapa la jarra y mételo en la nevera todas las horas que quieras hasta que esté fresquito fresquito.
    Preparación final de la jarra de Limonada Oasis

    Preparación final de la jarra de Limonada Oasis

También podéis añadir hielo pero agua un poco la limonada así que yo no os lo recomiendo, si queréis añadir hielo hacerlo después en los vasos individuales. También podéis mezclar la limonada con hielo picado y hacer un granizado casero. (todo esto es según vuestro gusto. Yo me la tomo tal cual de la nevera.

Ahora si quieres decorar los vasos como en las fotos, solo tienes que mojar el borde del vaso con una rodaja de limón y pasarlo por un plato con azúcar para que se quede pegadito al borde (casi como si hicieras un rebozado jajaja), añade al vaso una rodaja mas pequeñita de limón y pasa por en medio una pajita, introduce también una ramita de hierbabuena, y deja caer la limonada sobre todo ello. ¡Y corre a refrescarte y a disfrutar con tu pareja, amigos o familia de una Limonada Oasis que quita el sentido!

Limonada casera con hierbabuena Oasis terminada

Limonada casera con hierbabuena Oasis terminada

Como se nota que hay ganas de vacaciones y refresquito, espero alegraros el  viernes y que os transportéis al paraíso en el que os gustaría estar aunque solo sea con la vista. ¡Feliz finde!

Falafel casero con salsa especial de yogur

Falafel casero con salsa especial de yogur

¡Buenos días! Hoy abro con este pedazo de recetón de Falafel casero con salsa de yogur, pepino y hierbabuena, y con una noticia de las que me gustan, ¡Tenemos nueva colaboradora! se llama Miriam, y para esta colaboración nos ha cedido su receta. Aprovecho para recomendaros su blog Dulce Muffin, donde podréis encontrar un montón de recetas interesantes, como a mi me gustan. Si sois fieles lectores de ungatoenmicocina, probablemente también os volváis habituales de su blog, porque tiene una gran variedad de recetas dulces y saladas detalladas, realmente bien organizadas y con un toque muy femenino.

Hechas las presentaciones, Dulce Muffin, mis lectores, mis lectores, Dulce Muffin. ¡Metámonos en faena! esta es una receta árabe, son como unas croquetas de garbanzo, yo utilizo el falafel casero para picoteos o entrantes, aunque Miriam en su blog también lo propone como relleno vegetariano para el pan de pita, y me pareció una gran idea. Es una receta un pelín laboriosa, pero ¡para nada DIFÍCIL! y merece mucho la pena porque está realmente deliciosa y muy lograda. Además os explico todos los pasos muy detallados, con fotos e incluso algún vídeo, y explico los errores que cometí yo, para que os quede perfecto.

Al final del post podréis encontrar recomendaciones y enlaces a las otras recetas árabes ya publicadas, por si os apetece hacer una comida temática. ¡A mí me chiflan!

-Para esta receta necesitaréis una batidora y un molinillo o picadora, o un procesador de alimentos o batidora de vaso con potencia-

Ingredientes para el falafel casero:

Con estas cantidades a mi me han salido 28 piezas, ideal para muchos comensales, o si como yo sois pocos en casa y sobran, los podéis congelar tranquilamente, como hacemos con las croquetas por ejemplo, y sacarlos en otro momento, solo os quedará freírlos.

  • 300 gr de garbanzos secos (esta vez no nos vale el truco de los garbanzos de bote)
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 puñado de perejil y 1 puñado de cilantro
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cdta. de pimienta
  • 1 cdta. de pimentón
  • 1/2 cdta. de canela
  • 1 pizca de sal (probad la masa, a mi me quedó un poco soso)
  •  2 cucharadas de harina de garbanzo* (es garbanzo molido, no os asustéis, os  explico abajo que hacerla en casa en unos segundos)
  • Harina de garbanzo y pan rallado para el rebozado (el pan rallado también opcional, yo lo añado porque me gusta que quede bien crujiente)
  • aceite de girasol abundante para la fritura ( os recomendamos este, porque al tener un sabor mas suave, enmascara menos el sabor original de este tipo de comidas)

*Quizás le sentaría bien añadirle un poco de ras el hanout (especia de pinchito) , para la próxima lo probaré y os cuento.*

Para hacer la harina de garbanzo* solo hay que poner un puñado o varios de garbanzos secos/crudos en una picadora o molinillo de café, y picar hasta que quede fino)harina de garbanzo

 

Elaboración del falafel casero:

  1. Remoja los garbanzos mínimo 24 horas antes con agua tibia.remojo garbanzos
  2. Pasadas las 24 horas, escurre los garbanzos bien. Yo los dejo un poco en el colador y despues los dejo reposar unos minutos mas sobre unas capas de papel de cocina, esto evitará que tu masa final esté demasiado húmeda.escurrir garbanzos mix
  3. Tritura los garbanzos. Yo como lo he hecho con batidora de brazo tradicional, los trituré en 3 tandas. triturar garbanzos
  4. Sigue preparando el resto de ingredientes para la masa, tras triturar los garbanzos, pela y lava la cebolla y los ajos y tritúralos, y mezcla las dos masas. Lava muy bien y pica el cilantro y el perejil. Truquito: para que quede bien pequeñito, pon las hierbas en un vaso y con una tijera pícalo bien. Añade también a la masa y termina de mezclar.mezclando y triturando pastas
  5. Ahora solo nos queda añadir las especias y la harina de garbanzo y mezclar bien. Ya estará la masa lista.especias falafel
  6. Tapar la masa y dejar en la nevera reposar 1 hora. Si no lo has hecho antes este tiempo es ideal para aprovechar y hacer la salsa especial de yogur para el falafel casero. Tienes los ingredientes y los pasos al final de los del falafel.
  7. Prepara el rebozado, a mi me sobró mezclando bien 4 cucharadas rasas de pan rallado (yo usé el de ajo y perejil) y 2 cucharadas colmadas de harina de garbanzo.
  8. Saca la masa de falafel casero de la nevera, y con la ayuda de una cuchara saca parte de la masa y ve formando bolitas con tus manos (manos bien lavadas, supongo que sobra decirlo, pero por si acaso) yo las he hecho del tamaño que me entraba en la palma de la mano. Y pasa cada bolita por por el rebozado, para terminar de darles la forma característica del falafel, yo las aplasto un pelín para que no queden completamente redondas.

    Formando falafel

  9. Llegó la hora de freír nuestro falafel casero. Pon abundante el aceite de girasol en una sartén o wok con fondo a calentar, el aceite debe estar a fuego medio alto, espera a que esté caliente para empezar a poner el falafel. Te recomiendo freírlos en varias tandas para no enfriar demasiado el aceite, e ir dándoles vueltas, al menos un par, para que doren del mismo modo por los dos lados.freir el falafel
  10. Cuando estén en el punto que te gusta ( a mi me gustan doraditos y crujientes) sácalos a un plato con un par de capas de papel de cocina y deja que pierdan el aceite unos minutos. Y solo te queda servirlos en un plato bonito y acompañarlos de la salsa para poder disfrutar.Falafel casero terminado

Ingredientes y preparación para la salsa especial de yogur, pepino y hierbabuena:

Esta versión mía, no es la salsa básica de yogur (os enlazo a la receta del pan de pita de Miriam, que si la incluye), yo os propongo esta porque tiene un toque muy refrescante y me gusta porque aporta mas contraste de sabores.

  • 2 yogures griegos naturales
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 cdta de azúcar (esta la pongo para quitar acidez, aunque la receta original no la lleva)
  • 6 hojas de hierbabuena grandes
  • 2/3 de un pepino pequeñito o 1/3 si es normal
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cebolleta no muy grande
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Bate todos los ingredientes en el vaso de la batidora, menos los yogures  (zumo de limón, sal, pimienta, azúcar, cebolleta, ajo, pepino y hierbabuena). Ahora retira la batidora y añade los yogures, mezclando con una lengua de silicona o con una palita de madera, mezcla con cuidado y el tiempo justo para que quede homogénea. Y obtendrás el espesor adecuado, yo lo pase todo con la batidora y me quedó demasiado líquida.

Salsa especial de yogur, pepino y hierbabuena

Espero que os haya encantado la receta y os lancéis a probarla pronto. Es ideal para hacer una noche temática, que a mi me encantan. Te dejo los enlaces de las recetas árabes por si te animas a hacer una comida o cena de temática árabe. Te propongo para esta cena las recetas que tengo ya publicadas, podéis poner de todo para picar o separarlo por platos. Para los entrantes podéis elegir entre este falafel casero, el Hummus o el Byessar, como primero podríais usar el Tabulé, para un segundo plato el Kefta tajine y para rematar podríais servir bien fríos o una Limonada oasis o un smoothie de melón y hierbabuena que tienen un toquecito árabe, aunque no se puede decir que sean recetas tradicionales. Acabo de darme cuenta de que os debo muchas recetas árabes todavía, pensaré en ello.

¡Sed muy felices! 😉

Smoothies caseros ¡Viva el calor!

Smoothies caseros de sandía y melón con hierbabuena

¡Buenos días de verano! Se nos termina agosto… pero no el verano, y por eso hoy os traigo estas dos variedades de Smoothies caseros, uno de sandía y otro de melón con hierbabuena ¡Vais a alucinar! son super sencillos de hacer, muy naturales, quedan deliciosos, y sobre todo ¡NO CUESTAN UNA PASTA! como en la calle, lo único que necesitaréis es un poco de tiempo de antelación para prepararlos.

El smoothie es un batido muy frío espeso y super cremoso de fruta fresca, por supuesto están mas que inventados, los primeros que se hicieron eran con base de hielo y quedaban como un granizado espeso, pero nosotros vamos a hacerlos con base de leche y azúcar, en mi caso sin lactosa y desnatada, también podéis hacerlos con otras bases yo los he probado y os contaré alguno que me encantó.

Es ideal para meriendas y para postres en plan ligero después de una buena comida.

Sin mas rodeos, vamos a por la receta detallada para que podéis smoothies caseros con cualquier fruta o cualquier base.

Ingredientes básicos para Smoothies caseros:

Cantidades para 2 vasos o copas de smoothie casero (unos 500-600 ml)

  • Fruta fresca, la que prefiráis, yo elegí mis frutas Top del verano, la sandía y el melón, necesitaréis 2-3 rajas.
  • La base que prefiráis, esta vez Leche sin lactosa y desnatada, pero los podéis hacer con zumo, agua, yogur, helado, con distintos tipos de leche (con o sin lactosa, desnatadas, semi o enteras, de almendras, soja o la que mas os guste) y otra opción que a mi me encanta es con helado de yogur. La cantidad la iréis viendo según el producto base que elijáis, en el caso de la leche con unos 150-200 ml bastará (ve echándola poco a poco y regulando según bates y veas el espesor del smoothie).
  • Azúcar blanca, también podéis utilizar azúcar morena,miel o algún otro tipo de edulcorantes (sacarina, estevia… o lo que utilicéis). Yo he puesto 2 cucharaditas de postre.
  • Podéis añadir otros ingredientes, como plantas aromáticas o especias que le den un toque a vuestro smoothie casero, yo en el de melón añadí 6 hojitas de hierbabuena y triunfó.

Pasos para la preparación de los Smoothies caseros de sandía y melón con hierbabuena:

Lo primero de todo es que sepas que necesitas tiempo, tiempo de espera, no de preparación. Para que el smoothie quede con la cremosidad adecuada hay que congelar la fruta preparada al menos 2 horas, si es mas no importa, incluso del día anterior, pero no menos. Este paso es la clave para el espesor y la cremosidad adecuado del smoothie, si no os quedará como un zumo ligero…. que no está mal pero no es lo que queremos.

Así que cuando elijas tu fruta, lo mas importante es prepararla para congelar. Pela o saca la cáscara, y quitar el hueso o las pipas según la fruta que sea, y ahora trocea en cuadraditos no muy grandes para que la batidora después pueda con ello y mételo en un tupper o bolsa de congelación, bien hermético para que la fruta no coja olores, y al congelador, ya sabes un mínimo de 2 horas.

Fruta preparada para congelar smoothies caseros

Fruta preparada para congelar smoothies caseros

Cuando haya pasado el tiempo de congelación, puedes preparar tu smoothie casero en menos de 5 minutos.

Ten preparado tu vaso de batidora, la batidora y los vasos o copas para servir, ¡y que empiece la fiesta! añade los cuadraditos de fruta deseados, añádele el azúcar, y ve añadiendo leche mas o menos hasta la mitad de la altura de la fruta, si luego hace falta mas le vas añadiendo, pero no te pases porque sino no quedará cremoso, y comienza a batir, poco a poco y dándole algún descanso a la batidora para que no se caliente y te derrita la fruta, y en un par de minutos podrás disfrutar de tu Smoothie casero.

Preparando la fruta para batir el smoothie casero

Preparando la fruta para batir el smoothie casero

Si has elegido hacer el de melón, añade también las hojas de hierbabuena muy bien lavadas, y bate bien para que quede fino y no se noten los trozos de la hoja.

Ya solo te queda servirlo en los vasos ¡Y disfrutar!

Puedes decorar los vasos de varias maneras, mojando el borde con un poco del zumo de la fruta y rebozándolo en azúcar para que quede como podéis ver en la limonada casera, podéis añadir las hojas de hierbabuena (lavadas), o incluso corta un mini triangulo de la fruta que hayas elegido y con un corte al medio ponlo ensartado en el borde del vaso como si fuera un cóctel, en cualquier caso añade pajitas de colores y/o sombrillitas… y casi casi te trasladan al lugar de descanso en el que querrías estar ahora mismo.

Smoothies caseros de sandia y melon con hierbabuena

Smoothies caseros de sandia y melon con hierbabuena

Da igual como lo pongas seguro que va a enamorar a todo el que se lo pongas por delante, así que no lo pienses mas hazlos en casa, y cuéntame como te han quedado 😉

¡FELIZ SEMANA!