Posts Tagged ‘recetas suecas’

Salmón con salsa de limón y eneldo

Salmón con salsa de limón y eneldo

¡Buenos días! Ya tenemos la web ¡A tope de power! otra vez y ya estoy de vuelta de vacaciones finalmente, siempre que salgo me acuerdo de vosotros, y de estos últimos días por Suecia me he traído nueva receta, Salmón con salsa de limón y eneldo. Una deliciosa y sencilla receta, con esta salsa podrás darle un toque a todos los pescados en casa. En Suecia es mas común servir platos de pescado que de carne, principalmente porque no tienen mucha ganadería, por supuesto el salmón es muy típico de los paises nóridicos, y allí suelen ir casi siempre acompañados de verdurita o arroz y alguna salsa interesante como la que os propongo hoy.

No quiero dar muchos rodeos porque se que lo que mas os interesa es la receta, vamos a ello.

Ingredientes para Salmón con salsa de limón y eneldo:

Os doy cantidades para dos personas aunque nos sobró de todo, os daría para 3 tranquilamente.

  • 1/2 kg de salmón (yo refiero la colita pero eso según gustos lo podéis hacer con la parte que mas os guste)
  • 1/2 Limón (ralladura e interior)
  • 25 gr mantequilla (si puede ser con sal mejor)
  • 1/2 cucharada sopera de harina generosa
  • 2 cucharaditas de postre rasas de azúcar* (opcional, yo lo añado para quitar acidez)
  • 1/4 de vaso de vino blanco
  • unos 30 ml de leche o nata (yo leche desnatada sin lactosa, vosotros lo que prefiráis)
  • 1/2 cucharada sopera colmada de eneldo (yo no tenía fresco)
  • Sal, pimienta y eneldo

Para el acompañamiento del salmón con salsa de limón y eneldo utilicé 3  patatas y 6 zanahorias cocidas, los suecos muchas veces las rehogan un poco con mantequilla que les da un sabor genial, pero por restarle un poco de grasas yo las dejé solo hervidas.

Preparación de Salmón con salsa de limón y eneldo:

1. Precalentar el horno a unos 180ºC mientras preparas la verdura, el salmón y la salsa.

2. Si vas a acompañar la receta de verdurita cocida como yo, lo primero es prepararla, lavar, pelar y cortar y poner a hervir en agua salada hasta que esté en su punto. Aquí no me voy a enrollar que creo que ya sabes como va, si luego se queda un poco templada, la puedes meter en el horno mientras se hace el salmón.

La verdura para el acompañamiento

La verdura para el acompañamiento

3. Pon el salmón en la bandejita de horno que hayas elegido y aderezaló con sal, pimienta, eneldo y un chorretín de aceite de oliva virgen extra. Reserva mientras preparamos la salsa y se calienta el horno.

salmón sazonado para hornear

salmón sazonado para hornear

4. Prepara la salsa de limón y eneldo:

  • Lo primero es rallar la 1/2 cáscara de limón y pelarlo bien, quitando la parte blanca que es la que amarga, y trocear el los gajos de 1/2 limón. Reserva la ralladura, quita las pipas, y bate los gajos del limón.
  • En un cazo pon la mantequilla a derretir y como si se tratara de una bechamel, cocina en ella la harina. Refríe la harina unos minutos (3-5 aprox. según las cantidades) en la mantequilla derretida para que la salsa no sepa a harina cruda, verás que coge una textura espesa.
  • Añade la ralladura y mezcla en la masa que se está haciendo.
  • Ahora viene el momento de ir agregándole los líquidos,añade el vino y ve deshaciendo a fuego lento, igual que si fuera una bechamel, échale también el batido de limón sin dejar de mezclar. Pon la sal al gusto y la 1/2 cucharada de eneldo y sigue mezclando bien a fuego lento, ve comprobando que va cogiendo buena textura, una salsita espesa. Y para finalizar añade también la leche que suaviza un poco esta salsa y las dos cucharaditas de azúcar para quitar la acidez *(hay gente que le gusta mas ácida, yo prefiero suavizarla con el azúcar, pero es optativo) y termina de mezclar bien, y comprueba el punto de sabor por si quieres rectificar algo. Y ya está lista la salsa de limón y eneldo, es super sencilla y muy resultona 😉
    salmón sazonado para hornear

    salmón sazonado para hornear

5. Una vez lista la salsa, mete el salmón sazonado al horno durante unos 10-20 minutos, no es que no quiera dar el tiempo exacto, es que va a depender del grosor del salmón que hayas elegido, y del punto de cocción que te guste para el pescado. En mi caso con 10 minutos fue suficiente.

Ya tienes tu receta de Salmón con salsa de limón y eneldo, solo te queda emplatar, tienes dos opciones, puedes elegir poner en cada plato la verdurita y el salmón con la salsa por encima, o dejar el salmón con la verdura y la salsa a parte para que cada uno se ponga la cantidad que quiera. En cualquier caso esta es una receta super sencilla que os hará mas fácil la introducción del pescado en vuestra dieta.

Espero que os haya gustado y la probéis pronto para contarme que os parece.

Sigo trabajando duro para traeros mogollón de recetas nuevas para esta temporada. ¡Feliz semana y vuelta de vacaciones a todos!

Bolitas de chocolate suecas

bolitas de chocolate suecas decoradas

Buenos días, hoy os traigo una receta dulce chulísima, deliciosa y súper fácil de hacer. Las bolitas de chocolate suecas o también conocidas como bolitas del negro, son una receta de un dulce típico sueco, súper rica y sencillíma, además de todo es ¡sin horno! Solo hay que hacerla y dejarla enfriar.

La aprendí en uno de los viajes que hice a ver a mis hermanos y sobris, y aunque no la tenía completa, entre lo que recordaba y lo que vi en recetarios suecos, he conseguido traeros mi versión, así que sin más rodeos vamos a por ella.

Ingredientes para bolitas de chocolate suecas:

  1. 150 gr de copos de avena o harina de avena (yo la hago en casa con los copos)
  2. 100 gr de margarina
  3. 80-100 gr de azúcar
  4. 1 cucharita rasa de azúcar avainillado
  5. 20 gr de cacao de repostería (yo uso el de VALOR, para mi es el mejor y el mas puro)
  6. 25 ml de café o agua fría ( yo puse 15 de café y 10 de agua aprox. Podéis cambiarlo según prefiráis)
  7. coco rallado, virutas de chocolate o de colores, almendra picada o lo que prefiráis para decorar. Las tradicionales son con coco.

Preparación de bolitas de chocolate suecas:

Bueno familia sencilla no, ¡lo siguiente! Así que sin mas rodeos vamos a por ello.

Lo primero es que si no encontrasteis la harina de avena, que es normal, no pasa nada compráis la avena en copos, y como con una licuadora, batidora o molinillo de café lo moléis sin ninguna dificultad, nos quedará en polvo como lo que se supone que es la harina de avena y sin ningún aditivo, así que mejor todavía. Incluso hay gente que los deja enteros pero a mi no me va mucho, además la receta original no es así, pero para gustos colores, os dejo elegir la opción que mas os guste.

Con esto hecho y los ingredientes medidos, llevamos a un bol grande y ponemos todos los ingredientes, y vais mezclando, dicen que con una cuchara de palo, pero yo os lo digo ya ¡lavaros bien bien las manos y a por ello! es la mejor manera de emulsionar bien los ingredientes y que nos os queden pegotes de margarina. Como veréis en las fotos, tiene que ser una masa compacta y un poco húmeda para poder rebozarla.

textura de la masa de bolitas de chocolate suecas

textura de la masa de bolitas de chocolate suecas

Cuando tengáis la masa, hacer bolitas con las manos como si hicierais albóndigas, el tamaño de las originales, es como una bola que ocupe vuestra palma, yo hice unas cuantas así y otras mas pequeñitas, en plan bocado. Dependerá del tamaño la cantidad que os salga pero a mi me quedaron como 14 grandes y 8 pequeñas. Dejarlas sobre papel de horno.

tamaño original de las bolitas de chocolate suecas

tamaño original de las bolitas de chocolate suecas

Cuando las tengáis, preparáis unos platos con el coco rallado, las virutas o la almendra, o lo que queráis para decorarlas, y las rebozáis igual que una albóndiga en el pan rallado.

bolitas de chocolate suecas decoradas

bolitas de chocolate suecas decoradas

 

Y ya solo os queda dejarlas enfriar en un tupper grande o caja o algo cerrado para que no cojan olores, mínimo 1 hora de nevera o 20 minutos de congelador, podéis elegir, pero yo prefiero mil veces la nevera, eso si, si las dejáis mas tiempo quedarán mejor compactadas y tendrán mas tiempo de mezclarse los sabores. Para mi es ideal de un día para el otro.Solo os queda comprar unos papelitos de trufa que os gusten y presentarlos.

 

¡Triunfo asegurado! ya me lo contaréis 😉

Para mi la cocina y la repostería son una manera de decir te quiero a la gente que me importa y por eso hago estas cosas (que la mayoría de veces ni pruebo… por las migrañas) que si las ponéis bonitas son ideales para regalar a alguien especial. Esta vez fueron para agradecerles a mis profes del gym lo que me enseñan, lo que me quieren y lo que me miman 😉 ¡Gracias Puri y Rosa!

Preparadas para hacer feliz

Preparadas para hacer feliz

Bizcocho del amor sueco «Kärleksmums»

Bizcocho del amor o "Kärleksmums"

Buenos días y ¡HOLA DE NUEVOOOOO! me ha costado pero ya estoy aquí otra vez y os traigo una receta mas que especial de «Kärleksmums» o bizcocho del amor como la llamamos nosotras, es una receta sueca que me dio mi hermana Sandra y que preparé con mi sobrina Loubna de 8 años, una de las luces mas potentes que ilumina mi vida.

No se ni por donde empezar, bueno he estado de viaje por Suecia visitando a la familia <3 y no quería volver con las manos vacías. En Suecia hay mucha tradición de hacer repostería en casa, en familia, con los niños y para los amigos, por aquello de que el clima no invita mucho a salir a la calle, las mejores reuniones y fiestas son en las casas. Y este es un bizcocho básico y clásico de esas reuniones, muy facilito y delicioso, que nos acerca un poco de la cultura sueca.

En Suecia no utilizan las medidas por gramos o mililitros, asi que os tendréis que hacer con un juego de medidores de repostería como los de las fotos, son super baratos y se encuentran en muchísimos sitios y por supuesto en Ikea tambien.

Os voy a explicar como son las medidas y a que equivalen porque no todos los medidores lo traen puesto. Son 5 cucharas de distintas capacidades, os los explico del grande al pequeño:

  • 1 dl = 100 ml (este es el mas grande)
  • 1/2 dl = 50 ml
  • Matsked = MSK = 15 ml
  • Tesked = TSK = 5 ml
  • Kryddmått = KRM = 1ml (este es el mas pequeñito)
medidores de repostería

medidores de repostería

Una vez explicado esto podemos ir a la receta 😉 el de la foto es grandote porque era para una fiesta os doy las medidas para este, pero si queréis uno mas pequeño podéis hacer la mitad.

Ingredientes para Bizcocho del amor sueco:

Para el bizcocho:

  • 6 huevos (a temperatura ambiente, nunca fríos)
  • 6 dl azucar
  • 350 gr de mantequilla sin lactosa (también a temperatura ambiente)
  • 1 dl cacao de repostería en polvo
  • 4 TSK azucar de vainilla
  • 3 dl de leche o nata (yo use leche sin lactosa)
  • 10 dl harina
  • 4 TSK levadura

Para el glas o cobertura:

  • 100 gr de mantequilla sin lactosa
  • 5 dl azucar glas
  • 2 TSK azucar de vainilla
  • 2 MSK cacao de repostería en polvo
  • 3 MSK cafe (apunte: café hecho en la cafetera, osea líquido, no café molido)
  • Coco rallado

Preparación para bizcocho del amor sueco:

Es super fácil así que vamos a ello. Los suecos tienen sus trucos y no son los mismos que usamos aquí, vamos a por ello es super sencillo. Podéis ir precalentando el horno a unos 175-180 cº.

Primer paso y es el que los suecos dicen que hace que la masa quede perfecta y esponjosa. El truco es poner lo primero en el bol, los huevos y el azúcar y empezar a batir despacio y bien hasta que sea una mezcla homogénea perfecta sin grumos.

Segundo paso, añadimos a esta mezcla la mantequilla y el cacao, y seguimos batiendo hasta que esté integrado.

Por ultimo para la masa añadiremos el azúcar de vainilla, la leche, la harina y la levadura. Y lo mismo batir poco a poco hasta que esté completamente integrado todo. Y ya tendemos la masa lista.

la masa del bizcocho del amor

la masa del bizcocho del amor

Preparar la bandeja del horno, extendiendo papel de horno por toda la superficie, cuando la tengáis extendéis bien la masa y metemos al horno unos 30 minutos aproximadamente, id pinchando para comprobar como esta el bizcocho.

Cuando pase el tiempo sacamos el bizcocho y dejamos que enfríe a temperatura ambiente y mientras vamos a ir preparando el glas o cobertura.

Hacer el glas es cuestión de unos minutillos, ponemos en un cazo a fuego lento a derretir la mantequilla, y cuando esté vamos añadiendo y mezclando los demás ingredientes, el azúcar glas y vamos mezclando, el azúcar de vainilla, el cacao y el café y mezclamos hasta que nos quede una cobertura homogénea.

El glas o cobertura

El glas o cobertura

Cuando tengamos el glas o cobertura, lo vertemos por encima del bizcocho, extendemos con un pincel de repostería para que quede mas o menos igual, y pasados un par de minutos, esparcimos por encima el coco rallado, con la mano a puñaditos, a mí me gusta con mucho, pero la cantidad la podéis modificar, y echar mas o menos, según cuanto os guste.

Dejamos que enfríe un par de minutitos mas y cuando veáis que está bien pegadito el coco, podéis cortar en cuadraditos y colocar en una fuente bonita.

cobertura y corte

cobertura y corte

Espero que os guste, a mi me pareció delicioso, mas aún cuando lo había hecho con mi princesa.

Mi repostera gatuna favorita

Mi repostera gatuna favorita

Como siempre aprovecho mi rinconcito para decirle a los míos lo importantes que son en  mi vida, Sandra gracias por ser mi hermana y por llenar mi vida con tus tres tesoros, os adoro <3

Dedicada en especial a mi sobrina Loubna, respostera y protagonista de esta receta ¡Gracias por existir! Te adoro