Posts Tagged ‘receta rápida’

Espinacas cremosas con jamón

espinacas cremosas con jamon primer plano

¡Hola de nuevo! Últimamente estoy muy vegetal, esta vez la receta no es vegetariana del todo pero la podéis versionar os lo digo siempre, estas espinacas cremosas con jamón son una delicia ideal para cenas ligeras o como acompañamiento para otros platos.

La idea surgió en uno esos días, que abres la nevera y te preguntas ¿Y ahora qué? ¿solo hay espinacas? lo primero que se te ocurre es la típica tortilla que me encanta pero ya estoy un poco cansada… seguí rebuscando y encontré los taquitos de jamón que siempre tengo como fondo de nevera, ¡son tan útiles! pues así y con un par de cosas mas que tenía, se me ocurrió la receta, y no es por nada pero esta buenísima, es super sencilla y tiene un punto original, que te saca de la tortilla de espinacas, las espinacas a la crema con la nata…. en fin ¡tenéis que probarla!

Para mis vegetarianos será tan fácil como eliminar el jamón serrano del plato, y también podéis alegrarlo añadiéndole de algún fruto seco como nueces, almendras o piñones, o incluso dándole un toque dulce y especial con unas pasas. Esto os vale de idea a todos.

 Ingredientes para espinacas cremosas con jamón:

  • 1 bolsa de espinacas (300-400 gr)
  • 1 cebolleta
  • 3 cucharadas soperas bien llenitas de queso de untar (yo uso el de philadelphia)
  • 1 chorrito de leche (yo he puesto sin lactosa)
  • 100-150 gr de jamón serrano en tiras o taquitos (yo lo cojo en la charcutería, que sale mucho mejor que los preparados)
  • pimienta
  • unas rebanadas de pan o picos para acompañar.

Preparación para espinacas cremosas con jamón:

Con las proporciones que os doy sería una cena para dos personas.

Como siempre lo primero es preparar las verduras, en este caso poca cosa, lavar y picar bien la cebolleta, y poner a hervir las espinacas. Como siempre os digo, me repito para los mas nuevos, poner las espinacas a hervir en agua salada 3 minutos, sacar, enfriar bajo el grifo, y escurrir muy muy pero que muy bien, para esto os recomiendo las centrifugadoras de verduras (muy útil y barato). Cuando las tengáis bien escurridas, las ponéis en la tabla y les dais unos cortes, en una dirección y otra.

Con todo preparado, ponemos una sartén con un poco de aceite de oliva virgen, y comenzamos a pochar la cebolleta, cuando empiece a ponerse transparente y ablandarse le añadís el jamón picadito, seguís rehogando a fuego medio y cuando haya empezado a tomar color, introducís las espinacas cortadas, sofreís hasta que se tiemplen de nuevo y les espolvoreáis la pimienta al gusto. NO hace falta nada de sal, es suficiente con la que han hervido las espinacas y con la que aporta al plato el jamón.

rehogando las espinacas

rehogando las espinacas

En este punto empezamos con lo que le da la cremosidad al plato, ponemos las 3 cucharadas de queso de untar y vamos mezclando hasta que se deshaga haciendo una cremita y ligándose bien con las espinacas, añadís un chorrito de leche para que se aclare un poco y no quede tan espeso, mezcláis bien hasta obtener la textura deseada y listo.

añadiendo la crema

añadiendo la crema

«Habemus» un plato facilísimo de hacer, delicioso y sano para cenas, complemento de otros platos o incluso para poner sobre las rebanadas a modo de tosta o pincho.

Espinacas cremosas con jamón

Espinacas cremosas con jamón

Espero que os haya gustado y la probéis pronto. ¡Comer bien y ser felices! 😉

Bacalao al pil pil

Bacalao al pil pil

Bueno aunque llego justa, sabéis que intento cumplir, esta semana toca receta de pescado ¡Bieeeeeeeeeen! hoy os traigo Bacalao al pil pil, es una receta maravillosa, tradicional de la cocina vasca, que os traigo hoy para que os deleitéis el fin de semana con ella. Es deliciosa, super sabrosa, con pocos ingredientes y muy facilita, con un par de trucos. No quiero dar mas rodeos así que vamos a por ella.

Ingredientes para Bacalao al pil pil:

  • 6 lomos de bacalao congelado (yo los compro de mercadona, que salen bien de precio y son hermsos)
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 3-5 dientes de ajo gorditos
  • 2-4 guindillas (yo las uso secas)
  • cebollino o perejil picado para decorar

Para el truco del almendruco, os recomiendo un colador metálico, que entre en la olla o sartén que vayáis a utilizar.

Preparación de Bacalao al pil pil:

Muy sencillo, si hacéis bien los pasos. Os recomiendo el bacalao congelado porque viene perfecto de sal, y así no hay fallos con esto, a parte está a un buen precio y lo podéis tener siempre a mano.

Lo primero será sacar la noche anterior el Bacalao del congelador y dejarlo escurrir en un colador sobre un bol o algo que os recoja bien el agua que van a soltar, claro tenéis que dejar espacio entre el colador y el cuenco para que quede debajo el agua y no empape los lomos. Por la mañana cuando despertéis, sacar los lomos del colador y poner sobre una cama de papel de cocina ya veréis que todavía sigue soltando… incluso podéis aplastar con cuidado un poco los lomos para retirar cuanta mas agua mejor.

lomos de bacalao

lomos de bacalao

Lo siguiente es muy sencillo, porque tenemos pocos ingredientes, pelar y laminar los ajos y tener a mano las guindillas según os guste de picante.

ingredientes ajo y guindilla

ingredientes ajo y guindilla

Es una receta que tendréis hecha en unos 30 minutos o algo así, así que hacerla a punto de comer que no se os quede muy frío el pescado aunque os daré algún truco también para calentarlo.

Lo primero es empezar a calentar el aceite, a fuego medio y poner los ajos laminados y las guindillas, sofreír a fuego medio hasta que estén un poco doraditos los ajos, aquí con una espumadera, retiráis Y reserváis para el final los ajos.

sofriendo ajo y guindilla

sofriendo ajo y guindilla

Con las guindillas y el fuego bajito ponéis los lomos, con la piel hacia abajo primero. Si el lomo es pequeño dejáis 2 minutos por cada lado, si es un pelín mas gordo lo dejáis 3 minutos por cada lado. Yo hice primero una tanda con los mas gorditos y luego otra con los que eran mas pequeños. Veréis que a fuego bajo, empiezan como a cocerse y soltar un liquido un poco espeso y blanco, es… ¡LA GELATINA del bacalao! lo mas importante para esta salsa, lo veréis claro en las fotos. Esta gelatina es lo que hará que cuaje nuestra salsa, que es similar a una mayonesa, por daros un ejemplo… la gelatina y el aceite hacen algo parecido a el huevo y el aceite, ahora os lo iré explicando detalladamente.

la gelatina del bacalao

la gelatina del bacalao

Ahora tenéis dos opciones para hacer la salsa, os voy a contar primero como hacerla con el truco de Arguiñano y de las abuelas, madres y tías cocineras, para ligar la salsa rápidamente y sin que se deshagan los lomos de bacalao. 😉

Una vez tengáis todos los lomos, sacáis a un plato y reserváis, sacar también las guindillas. Podéis dejarlos tapado y guardarlos en el micro o el horno por ejemplo para que no pierdan tanto calor, mientras hacemos la salsa.

Ahora retiráis el aceite a una jarrita, vaso o cuenco. Yo lo saque todo para enseñaros bien la diferencia entre el aceite y la gelatina, pero si podéis, intentar dejar la gelatina en el fondo de la olla o sartén. Y dejar que se atempere un poco, porque así os será mas fácil cuajar la salsa.

Una vez templado el aceite, con la gelatina al fondo y un chorrín del aceite, empezamos a «Batir» con la ayuda del colador (o en su defecto una barilla pero os costará mas trabajo), haciendo movimientos circulares y de lado a lado, veréis que empieza a espesar y ponerse de color blanquecino-amarillento, ir añadiendo a chorrito fino el resto del aceite mientras seguís batiendo con el colador sin parar, hasta tener toda la salsa cuajada, veréis que es una salsa con cuerpo, espesita y tipo mayonesa quizás un poco mas ligera y con un sabor de muerte. Ahora solo os queda volver a meter los lomos y con la salsa cuajada, darle unos minutos de calor a fuego muy suave y sin dejar de hacer movimientos circulares con la olla, para que no se desligue la salsa.

*Os adjunto un pequeño video a cámara rápida de como cuajar el pil pil con la ayuda del colador* Es un poco locura pero si os lo pongo normal se hace muy pesado 😉

Para la presentación del Bacalao al pil pil, sacar los lomos al plato, echarles salsa por encima y decorar con los ajos, las guindillas y un poquito de cebollino o perejil picados. ¡Tendréis un plato digno de un restaurante de 5 tenedores! vais a dejar alucinados a los comensales.

La manera tradicional de hacer la salsa, es retirando un poco de aceite, y con los lomos de bacalao dentro, hacer movimientos circulares con la olla hasta que vaya ligando el pil pil e ir añadiendo el resto de aceite hasta que este terminado. Lo malo es que tarda mas en ligar, cansa un poco mas darle vueltas a la olla y que a veces los lomos se deshacen un poco con el movimiento… pero así se ha hecho toda la vida.

Os super recomiendo como siempre esta receta de Bacalao al pil pil, estoy casi segura de que os va a gustar a todos, espero haberla explicado bien para que la comprendáis todos, si tenéis alguna duda dejar un comentario o enviar un correo, os contestaré encantada. Queda ideal acompañada de puré de patatas o de patatas asadas al horno.

Feliz fin de semana y como os digo siempre… ¡comer bien y SER FELICES! 🙂

 

 

Pollo cremoso con champiñones

pollo cremoso con champiñones

¡Buenos días! y cuanto tiempo…Hoy os traigo un recetón super sencillo y muy resultón, que ya os había cebado con un vídeo en facebook, el pollo cremoso con champiñones. No quiero empezar sin primero pediros perdón a todos los fieles lectores-seguidores de ungatoenmicocina por la desconexión, pero últimamente andamos super liadas, aún así cada vez que pillamos un hueco nos ponemos a ello para traeros nuevas recetas chulis.

Sin mas dilación, vamos a por esta receta que sorprenderá en casa seguro.

Yo siempre lo acompaño de arroz, a poder ser del de tres arroces que queda buenísimo y le da otro toque (este lo venden en todos los super grandes, tipo carrefour y mercadona), estoy segura de que quedará de muerte también con cualquier pasta que os apetezca.

arroz tres colores

arroz tres colores

Ingredientes para pollo cremoso con champiñones:

  • 2-3 pechugas de pollo troceaditas
  • 1 cebolla medianita
  • 1/2 kg de champiñones frescos
  • chorrín de vino blanco (opcional)
  • 1 brik de nata o nata vegetal suelen ser 200 ml  (que tiene algo menos de grasa que la normal)
  • Queso parmesano en polvo
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta

Preparación:

Bueno como siempre lo primero es lavar, pelar, escurrir bien y cortar los ingredientes, empezar con la cebolla, los champiñones y el pollo. No olvidéis salpimentar el pollo.

Una vez preparado esto, en el mismo orden, empezamos a pochar la verdura, a fuego medio, en una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen extra (no os paséis porque sino os quedará aceitosa la salsa y es un asco). Ir pochando la cebolla, cuando esta esté ablandando añadir los champiñones, y lo mismo dejar que vaya pochando, cuando los champiñones estén bien pochados, añadimos el pollo troceado (como mas os guste, tiras o trozos) dejar que se haga bien y de paso los champiñones irán dorando un poquito.

primeros pasos, pochando

primeros pasos, pochando

Cuando tengáis las verduras y el pollo listos, empezamos a añadir si queréis un chorrete de vino blanco para darle mas sabor, y váis moviendo hasta que se evapore bien. Lo del vino es opcional, así que si no lo queréis añadir, os vais al siguiente paso directamente.

Una vez evaporado el vino, si es que lo habéis puesto, añadimos el brik de nata y vamos removiendo unos 10-15 minutos a fuego medio para que se mezclen bien, tanto los sabores como el color, que le darán los champiñones. En este punto veréis que empieza a tomar color y una textura mas espesita, aquí añadís el parmesano en polvo (mas o menos cantidad según el gusto) y removemos 5 minutos mas hasta que se mezcle y deshaga bien y tome la textura adecuada. Y por fin tenemos nuestro pollo cremoso con champiñones, ya solo nos queda el emplatado.

Pollo cremoso con champiñones

Pollo cremoso con champiñones

Pues bien, durante el proceso de hacer nuestro pollo cremoso con champiñones, os ha dado tiempo seguro de preparar o bien el arroz o si preferís la pasta para acompañar. Podéis comprobar en las fotos como queda emplatado. Yo suelo poner una cama de arroz, para que al poner el pollo cremoso por encima, el arroz se empape bien de la salsa, pero también lo podéis presentar a un ladito.

Pollo cremoso con champiñones emplatado sobre cama de tres arroces

Pollo cremoso con champiñones emplatado sobre cama de tres arroces

Y tachaaaaaaán sabe mejor todavía que lo que podéis imaginar viendo las fotos, así que no dudéis y poneros manos al fogón. ¡Feliz día cocinillas!

Merluza a la gallega

Merluza a la gallega

Buenos días, después de un par de semanas sin receta hoy os traigo una delicia, sencillísima y sana, la merluza a la gallega. Es una receta deliciosa y que se hace muy facilmente y ademas no perderéis mucho tiempo en prepararla.

Seguro que sorprendéis a los vuestros con esta original versión gallega tan rica, vamos a ello 😉

Ingredientes para Merluza a la gallega:

  • 1/2 kg de merluza fresca (da igual que parte elijáis porque la desmenuzaremos después, lomos o rodajas)
  • 4-6 patatas (según tamaño)
  • 4-6 díentes de ajo
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 caldito de pescado o verdura
  • 1 hoja de laurel
  • sal y 1 cucharadita de pimentón

Preparación:

Lo primero lavar bien las patatas y ponerlas a cocer  en una olla con agua con sal, no elijáis patatas muy grandes porque tardarán una vida en estar tiernas, es mejor coger un tamaño mediano y poner alguna patata mas. Id pinchando con un palillo para comprobar como están pero mínimo tardarán unos 20-30 minutos.

Mientras tanto enjuagamos bajo el chorro de agua fría la merluza y la ponemos en otra ollita con un caldito, una hoja de laurel y agua hasta cubrir, y ponemos a cocer (a fuego bajo) también, entre 5-10 minutos, no es necesario mas tiempo para este tipo de pescado porque se hace en seguida y sino perderá su agua natural y con ella el sabor y la ternura típica de este maravilloso pescado blanco.

Una vez tengamos nuestra merluza y con la patata haremos lo mismo, colamos y quitamos todo el exceso de agua, dejamos atemperar un poco y comenzamos a prepararlo, en el caso de la merluza con las manos bien limpias iremos desmenuzando (se hace casi solo) y retirando bien todas las espinas que pueda haber. Mientras dejáis que la patata atempere un poco para poder pelarla sin quemarnos los dedos y la cortáis en rodajitas de aproximadamente 1 cm.

Una vez tengamos todo preparado, lo vamos a emplatar, primero las rodajitas de patata y encima la merluza desmenuzada cubriendo la patata.

Con esto hecho solo nos queda hacer la «salsita» muy fácil, ponéis en una sartencita los ajos laminados (que así el que quiera los puede retirar) a sofreír en aceite abundante para hacer la salsa, una vez que estén doraditos, apagamos el fuego y con la sartén retirada del fuego (las especias cocinadas pierden sabor) añadiremos la cucharadita de pimentón y removemos un poquito.

Ya solo nos queda verterla sobre nuestro plato y a disfrutar de esta maravillosa receta….. ummmmmm que hambre me esta entrando por dios…. esta semana repito fijo 😉 espero que os haya gustado. ¡¡¡Mirad que pintaza!!!

Tostas de champi-cabra con vinagreta de aceituna negra aromatizada

Tostas de champiñon y queso de cabra al horno

¡Buenos días! Hoy os traigo una receta saladita para hacer de cualquier reunión un éxito, es un aperitivo ideal, original y delicioso de tostas de champiñón y queso de cabra al horno con una deliciosa vinagreta de aceituna negra aromatizada. Además es una receta como siempre con historia y buenos recuerdos.

Esta vez la historia y la receta vienen de la mano de mi amiga Cori y de su amiga Arantxa Castaño que es la que hizo que esta receta llegara a sus manos ¡Gracias Aran!, como siempre en una de nuestras famosas quedadas que siempre van acompañadas de buena comida, Cori nos hizo su especial, tostas de champi-cabra como las llama ella, y me resultaron tan deliciosas que empecé a preguntar por la receta, y descubrí que con ella, Cori hasta había ganado un concurso de aperitivos (entre amigos), entonces decidí que no podía quedármela para mi sola, tenía que compartirla con mis fieles seguidores gatunos, y aquí está, os la recomiendo muchísimo ¡vamos a por ella!

Las cantidades variarán en función de para cuantas personas lo hagáis, calcular 2-3 tostas por cabeza, porque es imposible no repetir. La vinagreta da como para unas 10-12 tostas. Yo hice 8 para 4 personas y casi que me quedé corta jiji

Ingredientes para tostas de champi-cabra:

Para la base:

  • 8 Rodajas de pan
  • 8 champiñones frescos grandecitos
  • 8 rodajas de queso de cabra (lo venden en paquetes como un rulo)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal

Para la vinagreta:

  • 12 aceitunas negras sin hueso
  • 1 ajo
  • 1 punta de mostaza ( si la encontráis os recomendamos una muy buena francesa que se llama Dijon, sino la que tengáis)
  • 4 cucharaditas de postre de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de vinagre de módena
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de romero

Preparación:

Lo primero que podéis hacer es precalentar el horno a unos 180 Cº.

Mientras tanto preparamos lo que nos va a hacer falta.

Podéis cortar todas las rebanaditas de pan que vayáis a utilizar y la misma cantidad de rodajas de queso de cabra.

Mientras preparamos los champiñones, es muy fácil, pero lo voy a explicar rápido.

Lo primero es quitar el tronco y si están bien fresquitos, podréis limpiarlos hasta con la mano pero sino os podéis ayudar con un cuchillito, ponerlos del revés e ir cogiendo la piel desde la zona cental (donde estaba el tronco) hacia abajo, así rodeando toda la cabeza del champiñón. Y ya los tendréis pelados.

Una vez tengáis esto hecho podemos empezar a hornear, y mientras haremos la vinagreta.

Para la vinagreta no hay pérdida,picáis el ajito y troceáis las aceitunas, yo las corto en cuartos y luego las pico mas pequeñitas, y lo ponéis en un bol, y a partir de aquí es añadir todos los demás ingredientes y mezclar bien.

La parte de horneado la haremos en 3 tiempos, primero las rodajitas de pan con un chorrín de aceite, unos 10 minutos para que estén tostaditas, después añadiremos los champis también con un chorrín de aceite y sal, y dejaremos mas o menos otros 10 minutos, y para terminar añadiremos las rodajitas de queso de cabra los últimos 10 minutos. Como siempre fijaros un poco como va horneando que no todos los hornos son iguales.

Y por fin tendremos las tostas listas, solo tenéis que colocarlas en la fuente donde las vayáis a servir y poner por encima de cada una de las tostas con una cucharita de postre la vinagreta de aceituna negra aromatizada.

Tostas de champi-cabra con vinagreta de aceituna negra aromatizada

Tostas de champi-cabra con vinagreta de aceituna negra aromatizada

Y ¡tacháaaaaaaaaaaaaaan! un aperitivo increíble para cualquier ocasión, es super original y tiene un contraste de texturas y sabores delicioso…. Uhmmmmm no os lo podéis perder. ¡Feliz semana para todos!

Tartaletas de brocoli y patata

tartaletas de brocoli y patata

Buenos días familia, hoy os traigo una receta chulísima y sencilla, las tartaletas de brocoli y patata, tenía muchas ganas de hacerlas, las tartaletas de brocoli y patata son perfectas para acompañar pescados y carnes, y ademas son una buena manera de darle verdura a los niños y a aquellos que ya no son tan niños y todavía les cuesta comer verdura. Esta receta esta inspirada en unas tartaletas de brocoli que sirven en el Ikea con el salmón, que cada vez que voy no puedo evitar pedir, me vuelven loca y son super sanas. Vamos a ello chic@s. Con estas cantidades a mi me salieron 6 tartaletas, llenan bastante, calcular 1-2 por persona, según la cantidad de carne o pescado con que la vayáis a acompañar.

Ingredientes para tartaletas de brocoli y patata:

  • 1 brocoli de tamaño medio
  • 2 – 3 patatas según el tamaño (deben ser medianas)
  • 2 huevos
  • queso rallado (yo uso 4 quesos, pero podéis usar el que mas os guste)
  • queso parmesano en polvo
  • sal y pimienta
  • algún cortador típico de repostería

Preparación:

Muy sencillo, ponemos a hervir en una olla con agua salada, el brocoli separado en arbolitos y sin mucho tallo, y las patatas peladas y troceadas en rodajas no muy gordas. Id pinchando para comprobar cuando están ben cocidas, no debe quedar duro, para que haga bien la masa de la tartaleta. Mientras preparamos la masa podemos ir precalentando el horno a unos 180-200 Cº. Una vez tengamos la verdura bien hervida, la colamos y en un bol profundo vamos aplastando con un tenedor, la patata y el brocoli, digo con un tenedor porque debe hacerse una masa, pero no un puré completamente deshecho. Añadimos los dos huevos y seguimos haciendo la mezcla de la masa con el tenedor. Ya tendremos una masa mas o menos homogénea, entonces añadimos tres o cuatro puñaditos del queso rallado que hayáis elegido, y mezclamos todo bien. Aquí tenemos la masa de la tartaleta de brocoli y patata terminada, solo nos faltará probar de sal, y añadir la sal y la pimienta al gusto.

Ya tenemos todo hecho, solo nos queda cubrir la fuente del horno, con papel de horno, valga la redundancia, y empezar a poner el/los cortadores e ir rellenando, hasta la mitad mas o menos, cuando quitéis el cortador quizás la forma no sea perfecta, pero luego los podéis retocar a pulso, sobre todo en la parte superior. Una vez tengáis todas las tartaletas preparadas, espolvorear por encima un poco de parmesano en polvo para que gratine y nos queden doraditas las tartaletas, y las metemos al horno unos 25-30 minutos a 180-200 Cº arriba y abajo.

Y ¡¡¡tachán!!! ya tenéis el acompañamiento perfecto de carnes y pescados, para disfrutar de la verdura de una forma menos convencional y aburrida.

tartaletas brocoli

tartaletas brocoli

No dudéis en probarlas, están deliciosas y podéis hacerles modificaciones para hacerlas a vuestro gusto. Creo que quedarían también buenísimas con algo de zanahoria. Estoy segura de que el que las pruebe, repite 😉

Bizcocho del amor sueco «Kärleksmums»

Bizcocho del amor o "Kärleksmums"

Buenos días y ¡HOLA DE NUEVOOOOO! me ha costado pero ya estoy aquí otra vez y os traigo una receta mas que especial de «Kärleksmums» o bizcocho del amor como la llamamos nosotras, es una receta sueca que me dio mi hermana Sandra y que preparé con mi sobrina Loubna de 8 años, una de las luces mas potentes que ilumina mi vida.

No se ni por donde empezar, bueno he estado de viaje por Suecia visitando a la familia <3 y no quería volver con las manos vacías. En Suecia hay mucha tradición de hacer repostería en casa, en familia, con los niños y para los amigos, por aquello de que el clima no invita mucho a salir a la calle, las mejores reuniones y fiestas son en las casas. Y este es un bizcocho básico y clásico de esas reuniones, muy facilito y delicioso, que nos acerca un poco de la cultura sueca.

En Suecia no utilizan las medidas por gramos o mililitros, asi que os tendréis que hacer con un juego de medidores de repostería como los de las fotos, son super baratos y se encuentran en muchísimos sitios y por supuesto en Ikea tambien.

Os voy a explicar como son las medidas y a que equivalen porque no todos los medidores lo traen puesto. Son 5 cucharas de distintas capacidades, os los explico del grande al pequeño:

  • 1 dl = 100 ml (este es el mas grande)
  • 1/2 dl = 50 ml
  • Matsked = MSK = 15 ml
  • Tesked = TSK = 5 ml
  • Kryddmått = KRM = 1ml (este es el mas pequeñito)
medidores de repostería

medidores de repostería

Una vez explicado esto podemos ir a la receta 😉 el de la foto es grandote porque era para una fiesta os doy las medidas para este, pero si queréis uno mas pequeño podéis hacer la mitad.

Ingredientes para Bizcocho del amor sueco:

Para el bizcocho:

  • 6 huevos (a temperatura ambiente, nunca fríos)
  • 6 dl azucar
  • 350 gr de mantequilla sin lactosa (también a temperatura ambiente)
  • 1 dl cacao de repostería en polvo
  • 4 TSK azucar de vainilla
  • 3 dl de leche o nata (yo use leche sin lactosa)
  • 10 dl harina
  • 4 TSK levadura

Para el glas o cobertura:

  • 100 gr de mantequilla sin lactosa
  • 5 dl azucar glas
  • 2 TSK azucar de vainilla
  • 2 MSK cacao de repostería en polvo
  • 3 MSK cafe (apunte: café hecho en la cafetera, osea líquido, no café molido)
  • Coco rallado

Preparación para bizcocho del amor sueco:

Es super fácil así que vamos a ello. Los suecos tienen sus trucos y no son los mismos que usamos aquí, vamos a por ello es super sencillo. Podéis ir precalentando el horno a unos 175-180 cº.

Primer paso y es el que los suecos dicen que hace que la masa quede perfecta y esponjosa. El truco es poner lo primero en el bol, los huevos y el azúcar y empezar a batir despacio y bien hasta que sea una mezcla homogénea perfecta sin grumos.

Segundo paso, añadimos a esta mezcla la mantequilla y el cacao, y seguimos batiendo hasta que esté integrado.

Por ultimo para la masa añadiremos el azúcar de vainilla, la leche, la harina y la levadura. Y lo mismo batir poco a poco hasta que esté completamente integrado todo. Y ya tendemos la masa lista.

la masa del bizcocho del amor

la masa del bizcocho del amor

Preparar la bandeja del horno, extendiendo papel de horno por toda la superficie, cuando la tengáis extendéis bien la masa y metemos al horno unos 30 minutos aproximadamente, id pinchando para comprobar como esta el bizcocho.

Cuando pase el tiempo sacamos el bizcocho y dejamos que enfríe a temperatura ambiente y mientras vamos a ir preparando el glas o cobertura.

Hacer el glas es cuestión de unos minutillos, ponemos en un cazo a fuego lento a derretir la mantequilla, y cuando esté vamos añadiendo y mezclando los demás ingredientes, el azúcar glas y vamos mezclando, el azúcar de vainilla, el cacao y el café y mezclamos hasta que nos quede una cobertura homogénea.

El glas o cobertura

El glas o cobertura

Cuando tengamos el glas o cobertura, lo vertemos por encima del bizcocho, extendemos con un pincel de repostería para que quede mas o menos igual, y pasados un par de minutos, esparcimos por encima el coco rallado, con la mano a puñaditos, a mí me gusta con mucho, pero la cantidad la podéis modificar, y echar mas o menos, según cuanto os guste.

Dejamos que enfríe un par de minutitos mas y cuando veáis que está bien pegadito el coco, podéis cortar en cuadraditos y colocar en una fuente bonita.

cobertura y corte

cobertura y corte

Espero que os guste, a mi me pareció delicioso, mas aún cuando lo había hecho con mi princesa.

Mi repostera gatuna favorita

Mi repostera gatuna favorita

Como siempre aprovecho mi rinconcito para decirle a los míos lo importantes que son en  mi vida, Sandra gracias por ser mi hermana y por llenar mi vida con tus tres tesoros, os adoro <3

Dedicada en especial a mi sobrina Loubna, respostera y protagonista de esta receta ¡Gracias por existir! Te adoro

 

Libritos de lomo, queso y jamón

Libritos de lomo, queso y jamón

Los libritos de lomo, queso y jamón no son una receta muy elaborada pero para mí son especiales, cuando de peque iba y venía de mi amada Ceuta, mi abuela siempre me preparaba para los viajes unos riquísimos libritos y su fantástica tortilla de patata. A mí me trae recuerdos, los mejores veranos y viajes de mi niñez.

Vamos allá, es sencillísimo y realmente delicioso, ideal para peques que no comen mucho porque cada uno de ellos te alimenta, y acompañado ya ni te digo. Para los adultos calculad dos o tres por persona según lo glotones que seáis y con lo que lo vayáis a acompañar, que no es lo mismo un gazpacho que un puré de patatas.

Ingredientes para Libritos de lomo, queso y jamón:

  • Libritos de cinta de lomo ( Yo los pido adobados porque me gusta mas y así no añado sal ni nada, pero podéis hacerlos naturales también, y para nosotros dos suelo comprar 6)
  • Jamón serrano (como una loncha según tamaño por cada librito)
  • Tranchetes ( uno por cada librito)
  • 1 huevo
  • pan rallado

Preparación:

Bueno lo primero es que le pidáis al carnicero que os prepare la cinta de lomo en libritos para rellenar, a parte yo les pido que me lo hagan finito para que se cocine bien y rápido.

Una vez en casa esto ya no tiene ningún misterio, es abrir los libritos a la mitad y añadir el tranchete a la mitad, para que no se nos salga al freír, y el jamón serrano igual, si veis que las lonchas son grandes recortad con la tijera para darle la forma mas adecuada al librito o incluso doblarla a la mitad.

Cerramos bien una parte sobre la otra sellando con la mano un poquito, y empezamos el proceso de empanado normal, pasamos primero por el huevo y luego por el pan rallado.

Y nos vamos al paso final, poner la sartén con abundante aceite a calentar y una vez caliente empezamos a introducir los libritos. Los freiremos a fuego medio para que se haga bien la carne y no se nos quemen. Poner en un plato con un par de hojas de papel de cocina para retirar el exceso de aceite.

Y ¡voilà! tenemos unos estupendos libritos para degustar acompañados de lo que mas nos guste. Son riquísimos y ademas da igual si sobran o son para llevar a un picnic o un viaje, porque fríos están igual o mejor que calientes. Espero que os haya gustado esta sencilla receta y que la disfrutéis en familia.

Huevos rellenos de paté

Huevos rellenos de paté

Si, sí habéis leído bien, huevos rellenos de paté, para mi también son un descubrimiento, toda la vida tomándolos con atún y resulta que mi super tía Mónica los hace con paté. Mi tía es una artista, literalmente, y las leyendas cuentan que también lo es en la cocina, aunque hace años que no tiene el tiempo suficiente para dedicárselo… Con esto del blog, y como soy su debilidad, consigo sacarle las recetas y tiene prometido enseñarme más delicias laboriosas que os dejaré por aquí. Esta vez os dejamos con un entrante delicioso y sencillísimo.

Hoy 2 x 1, podéis encontrar en su enlace también una receta de mayonesa casera infalible.

Ingredientes para los huevos rellenos de paté:

  • 6 huevos (o 12 o 24 o los que sean… calculad al menos 2 por persona)
  • 1 lata de paté (esta vez de hígado de cerdo, pero podéis usar el que más os guste)
  • Mayonesa casera

Preparación:

Muy sencillo, lo primero es cocer los huevos. En otras recetas he puntualizado más sobre esto, pero resumiendo, yo los lavo un poco y los pongo a hervir 12 minutos, poniéndolos desde el principio en el agua pero contando el tiempo a partir de que empiece a hervir. Una vez transcurrido el tiempo, enfriar y pelar.

Con los huevos ya pelados, abrimos por la mitad con un cuchillo y con la ayuda de una cucharita de café retiramos la yema. En esta ocasión he dejado 4 yemas para el relleno, y 2 las he apartado para la decoración final. Colocamos las mitades en una fuente mientras preparamos el relleno.

Para el relleno, ponemos en un bol las 4 yemas junto con 3/4 partes de la lata de paté. Una vez estén bien integradas, añadiremos una cucharada o cucharada y media de mayonesa casera, y seguimos mezclando hasta obtener una mezcla homogénea y espesa.

Una vez hecho esto, solo nos queda rellenar y decorar.

Id rellenando con una cucharita de café todas las mitades, primero rellenadlas todas al raso y si nos sobra mezcla, añadimos al final. Y tacháaaan, solo nos falta decorar.

Para decorar con la ayuda de una lengua de cocina extendemos por encima una fina capa de nuestra estupenda mayonesa casera. No os paséis que si tiene mucha mayonesa se hace muy pesada la receta. Para acabar nuestra decoración, coged un rallador y rallad las yemas que habíamos reservado, y ponedlas por encima de los huevos con la mayonesa. Queda bonito y le da un toquecito.

Es una receta muy rica y facilísima, así que espero que no lo penséis mucho y los hagáis en casa a ver qué tal. A los peques les suele gustar bastante. ¡A disfrutar!

Mayonesa casera «Una deliciosa tradición»

Mayonesa casera

La mayonesa casera es una receta de pocos ingredientes, sencilla en los pasos y muy tradicional. Ahora, eso sí, como no sepas bien las cantidades y los benditos truquitos, puedes tirarte días y días y que de ahí no salga nada bueno. Yo incluso he llegado a tener que tirar 8 huevos en uno de mis intentos fallidos de preprar mayonesa casera. Pero para eso están las artistas de mi familia, en este caso mi tía Mari Nieves, para explicarte bien todos los pasos y a base de mirar e insistir se aprende.

La mayonesa casera es una salsa espesa a base de aceite y huevo, que puede hacer deliciosos nuestros platos más sencillos. Nosotros la haremos con la batidora, aunque antiguamente se hacía batiendo a mano con un tenedor.

Muy, muy importante, como el huevo va en crudo, en el proceso hay que tener especial cuidado con la higiene, el envasado y calor, sobre todo en verano.

Ingredientes para la mayonesa casera:

  • 200 ml de aceite de girasol
  • 1 huevo L
  • El zumo de algo menos de 1/2 limón
  • Sal

mayonesa casera

Trucos y consejos:

  1. Recipiente estrecho
  2. Huevo a temperatura ambiente y lavado
  3. No mover la batidora hasta pasados 40-60 segundos
  4. Guardar hermético y rápidamente en la nevera
  5. Consumir en el día o en un par de días como máximo
  6. Utilizar cuchara de madera
  7. Si queda espesa añadir un poco mas de limón, un chorrito de leche o yogur.
  8. Si se corta, empezar de nuevo, y luego ir añadiendo la mezcla que se cortó en un chorrito continuo.

Preparación:

Lo primero, y es uno de los trucos, es utilizar un recipiente que sea estrecho, de manera que la batidora entre justita en él, ya sea el vaso medidor de la batidora u otro.

Añadimos los 200 ml de aceite, yo os he puesto el de girasol porque el de oliva da un sabor muy fuerte y un tanto agrio,. La otra opción, es usar aceite de oliva suave, o mezclar unos 180 ml de girasol con unos 20 ml de aceite de oliva para que obtenga un poco mas de sabor.

Añadimos encima el huevo. Yo os recomiendo lavarlo y secarlo primero, para evitar la suciedad que pueda contener la cáscara, y sacarlo mínimo 1 hora antes de la nevera o más si no hace mucho calor, para que esté a temperatura ambiente.

Añadimos un poco de sal (como os digo al gusto, siempre podéis rectificarlo después).

Llegó la hora de introducir la batidora, posicionadla centrada y recta desde arriba y sin encenderla bajar con ella la yema hasta el fondo. Una vez en el fondo a baja velocidad, empezad a batir sin mover la batidora entre 40-60 segundos, veréis como enseguida empieza a convertirse en una mezcla con cuerpo blanquecina, aunque arriba nos quede algo de aceite sin mezclar. Transcurrido este tiempo, cuando veáis que ha cogido su espesor adecuado, con la batidora en el fondo balanceamos lentamente de un lado al otro unos segundos para que se nos vaya mezclando bien, y vamos subiendo despacito manteniendo el balanceo poco a poco, hasta llegar arriba y conseguir una mezcla homogénea. Aquí la mayonesa ya está, es el momento en el que añadiremos unos chorritos de limón (hay gente que utiliza vinagre de vino, pero a mí me gusta más el sabor natural del limón fresco) y seguiremos batiendo hasta que esté integrado.

Sacamos la batidora, mezclamos bien con una cuchara de madera (en mi familia siempre se ha dicho que si usas cucharas metálicas se oxida la mayonesa) y probamos el punto, si está a nuestro gusto habremos terminados nuestra riquísima mayonesa casera.

Es el momento de coger nuestro bote o recipiente hermético y guardarla bien en la nevera hasta que la vayamos a utilizar. Cuando la utilicemos nos daremos cuenta de que le da un toque especial a cualquiera de nuestros platos diarios, incluso sé de más de un@ que se vuelve loc@ y se la come untada en pan sin más. También podréis hacer a partir de ella otras salsas como la salsa rosa o el alioli, que sin duda con está base tan natural también marcaran la diferencia.

Mayonesa casera

Espero que os haya gustado y que os lancéis a hacerla porque en unos 2-3 minutos tendréis terminada esta rica mayonesa casera.

1 2 3