Posts Tagged ‘oriental’

Espinacas con carne picada con toque oriental (mañana de cocinillas)

espinacas con carne

Esta semana planeando las recetas que iba a hacer y las comidas que iba a preparar decidí que me apetecía compartir una mañana de cocinillas con mi padre, que tanto me ha apoyado con este proyecto, mi maestro de cocina y de fotografía, que tantas cosas me enseña y nos pusimos manos a la obra con estas espinacas con carne.

Es un verdadero placer pasar tiempo juntos, compartiendo aficiones, COCINAR Y COMER, jaja menos mal que nos cuidamos bien la alimentación y preparamos platos sanos la mayoría de veces.

Y de esta divertida reunión salió una receta sencilla, sana y riquísima, espero que la disfrutéis.

Ingredientes para las espinacas con carne:

  • 1/2 kg de carne picada
  • 900 gr de espinacas (son aproximadamente 3 paquetes de hojas de espinacas frescas de las que venden en los supermercados)
  • 2 Cebollas grandes
  • 1 y 1/2 cucharitas de café de sésamo (que tostaremos)
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • 2 o 3 cucharadas de salsa de soja (yo lo echo a ojo, varia en función del gusto)
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1 o 2 guindillas (como siempre os digo es optativo)
  • Agua y sal  para hervir las espinacas

Preparación:

Si las espinacas son frescas, eliminaremos los tallos de las espinacas, y ya sean frescas o no lavamos cuidadosamente y las metemos en una olla con abundante agua salada hirviendo. Esperar que el agua retome la ebullición y dejarlas sólo de 1 a 3 minutos (“blanqueo”), revolviendo un par de veces para que se hagan todas por igual. Las colamos y enfriamos dejando caer sobre ellas el agua del grifo para que no pierdan color, y las dejamos escurrir muy bien (para escurrirlas bien aplastar con una espumadera) y cortar en tiras.

Aquí aprovechamos y ponemos una sartén antiadherente pequeña (yo utilizo la de los huevos fritos) al fuego y calentamos sin aceite, ponemos el sésamo (o ajonjolí) a tostar sin parar de remover con una palita de madera o haciendo movimientos circulares con la sartén, hasta que estén doraditas y apartamos del fuego.

En una sartén amplia (yo suelo utilizar uno parecido a un wok que tengo), lo suficiente para remover con comodidad y sin que se nos salga todo el tiempo, podremos a rehogar el ajo y las cebollas bien picadas, cuando empiecen a dorarse le añadimos la o las guindillas y la carne picada, revolviendo, dorando y deshaciendo los grumos para que la carne quede bien desmigada. Cuando la tengamos dorada al gusto, añadiremos el azúcar y la soja.

Mezclar todo muy bien y cuando el líquido se haya integrado en la masa, añadimos las espinacas y de nuevo removemos muy bien para conseguir una mezcla homogénea. Lo rehogamos unos minutos y cuando este le ponemos por encima el sésamo tostado.

Observaciones y consejos:

Las cantidades de espinacas y carne dependen del gusto de cada persona, los poco carnívoros preferirán mas verdura que carne y los poco aficionados a la verdura al revés. Incluso los vegetarianos la podéis hacer sin la carne y os quedarán unas espinacas rehogadas con un gustito buenísimo.

Con las guindillas pasa algo parecido es muy personal, en mi familia a mis padres, hermanos, y a Rober y a mí nos encanta, y solemos aumentar las dosis.

Por la tradición orientalista de mi familia, que ya os iré contando, me encanta la salsa de soja y la empleo en muchos platos. Constituye un ingrediente tan fantástico que merece la pena cuidar su calidad.  Por favor, mi consejo es que no compréis salsa de soja de marcas europeas, pueden saber de modo espantoso, sin nada que ver con el original . Las marcas japonesas suelen ofrecer, como es lógico mayor calidad. Yo recomiendo la soja Kikkoman clásica, que suele venderse en muchísimos supermercados, de hecho yo a veces lo compro en oferta de 3×2, porque tiene una larga caducidad y en mi casa la utilizamos muy a menudo.

Cuando se utilice salsa de soja en un guiso, como os he explicado en otras recetas,  se debe tener especial cuidado si quieres añadir sal, porque esta salsa ya contiene mucha sal. Yo normalmente si utilizo soja, no le pongo sal a las recetas, y en este caso sólo le pondremos al agua para hervir las espinacas.

Tallarines con verduras orientales

tallarines orientales con verduras

Hidrato sano para Marido atleta

Esta es una receta realmente fácil de hacer, que sorprende y gusta a «casi» todos y sobre todo a mi marido, que hace atletismo y de vez en cuando quiere como yo lo llamo, hidrato sano, que tiene las energías que aporta el hidrato a un deportista, pero es super sana porque se hace con verduritas.

Como la mayoría de mis recetas es para 2 personas, aunque siempre sobra algo.

Ingredientes para los tallarines con verduras orientales:

  • 250 gr de Tallarines
  • 1 Cebolla
  • 2 Puerros
  • 1/2 Calabacín
  • 1/2 Berenjerna
  • 8 Judías verdes
  • 3 Zanahorias pequeñas
  • Soja y Tabasco (o salsa picante)

Preparación:

Lo primero es lavar, pelar y picar pequeñito las verduras, yo pico las zanahorias y las judías verdes en juliana, el calabacín y la berenjena en cuadritos pequeños y la cebolla bien picadita y el puerro en rodajitas finas.

Mientras tanto a parte iremos poniendo una olla con agua a hervir para los tallarines, y hacerla con normalidad, yo suelo cocerla al dente, en el tiempo exacto que pone en el paquete, pero esto como siempre irá al gusto.

Empezar a sofreir la verdura a fuego lento, yo en mi vitro lo hago al 2, y siempre empiezo con la cebolla, en cuanto empieza a ablandarse un pelín le añado los puerros, después sumo el calabacín y la berenjena, aqui un poco mas de tiempo hasta que se empiece a pochar bien, tapadito para que se haga mejor, y por ultimo la zanahoria y las judías, estas las dejo un poquito menos porque me gusta que tengan un tacto mas durito.

Sofrito de verduras para tallarines orientales

Por último añadir según el gusto soja y tabasco o salsa picante, esto es muy importante es lo que le da el toque oriental y el sabor tan especial, como la soja es bastante salada yo no le pongo sal a esta receta mas que en el agua para la pasta.

Finalmente mezclar las verduras con la pasta y es un plato realmente exquisito y sano, espero que lo disfrutéis tanto como nosotros.