Arroz congrí o arroz moro ” De Cuba a tu mesa”

Arroz congrí cubanoRecetas sin lactosa

No se muy bien por donde empezar… el Arroz Congrí es una receta típica de la comida cubana, en 2005 tuve el placer de hacer un maravilloso viaje a Cuba, a su bella Habana principalmente, rodeada de un grupo genial de amigos y familiares, en el que a parte de pasarlo genial, disfrutar de su arquitectura, alucinar con sus ¨super-mega-increíbles¨ playas y la estupenda gente de allí, de la que hoy mantenemos todavía una amistad, nuestro querido taxista Enrique que nos cuidó mucho y nos enseño lo mejorcito, no imagináis lo que disfrutamos comiendo. Tienen una gastronomía deliciosa y cocinan de lujo, a ritmo caribeño por supuesto, que así las cosas saben mejor 😉

Así que como lo demás no os lo puedo traer, os deleitaré con uno de sus sabrosos platos típicos de la mano de mi genial y polifacético profe de Zumba Reinier Reyes Llerena. Si, si habéis oído bien ¡ZUMBA! para mantener un poco la linea y comer todo lo que me da la gana algo tengo que hacer, este es mi secreto (a voces). A parte de ponerte en forma, es lo mas divertido y marchoso que he hecho nunca. Además cuento con el  mejor de los profesores y las mejores compañeras. ¡Gracias Rei! desde aquí por tus super clases, por ser como eres y por la receta tan buena de tu tierra que me has prestado, espero que sea solo la primera de unas cuantas, jiji.

Con el autor de la receta

Con el autor de la receta

Espero que la disfrutéis tanto como yo, ¡vamos a por ello!

Ingredientes para Arroz Congrí:

  • 2 vasos de judías negras (las encontraréis en carrefour o en tiendas de alimentación chinas)
  • 2 litros de agua (es tanta cantidad porque nos tiene que sobrar caldo para cocer el arroz)
  • 1 cucharadita de postre de azúcar
  • 1 caldito de carne
  • 2 vasos de arroz
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento verde (o rojo)
  • 5-6 ajos
  • 1 hoja de laurel mediana
  • Especias: 1 y 1/2 cucharaditas de postre de comino, una puntita de la cucharadita de hierbabuena y una puntita de orégano
  • aceite de oliva
  • sal

Preparación:

Lo primero es enjuagar las judías y ponerlas en la olla exprés, añadimos los 2 litros de agua, el caldito y una cucharadita de azúcar (esta última mas que un ingrediente, es un truco para que no se rompan las pieles al cocer). Ponemos a fuego, y cuando empiece a hervir tapamos y cerramos la olla. Cuando haya cogido presión contamos entre 25-30 minutos y ya estarán blandas. Reservamos así las judías y el caldo para el arroz.

judías cocidas

judías cocidas

Mientras se cuecen las judías, lavamos, pelamos y picamos las verduras muy pequeñito y a parte machacamos bien los ajos.

verduras picadas

verduras picadas

En la olla en que vayamos a hacer el arroz, ponemos un chorretón de aceite para sofreír la verdura, y comenzamos con el “sofrito” o como dicen ellos la “sazón”, a fuego lento pochamos el ajo, la cebolla y el pimiento, cuando lo tengamos medio pochadito, añadimos las especias y la hoja de laurel y terminamos de pochar la verdura. Añadimos el arroz y dejamos que se sofría unos minutillos.

El sofrito

El sofrito

Ahora es el momento de añadir 2 vasos del caldo con algunas judías (mayoría de caldo) y un poco de sal al arroz y el sofrito. Mezclamos bien, tapamos y dejamos a fuego lento (yo lo hice al mínimo), hasta que se consuma totalmente, removiendo de vez en cuando para que no se pegue mucho el fondo.

añadiendo caldo

añadiendo caldo

 

Tenéis que ver que quede completamente seco y desgranado.

arroz congrí terminado

arroz congrí terminado

Para terminar sacamos añadimos el resto de las judías (coladas, sin caldo) que teníamos reservadas y rehogamos bien todo junto y ya tendremos acabado nuestro plato, no olvidéis retirar la hoja de laurel.

Congrí

Arroz Congrí o arroz moro

Y ya tendremos nuestro riquísimo Arroz Congrí o Arroz Moro cubano. Los cubanos aunque este es un plato en sí, lo acompañan también con carne de cerdo, yuca con mojo y tostones (plátano frito). Intentaré traeros las recetas.

Espero que os haya gustado la receta y la historia que la acompaña. ¡A comeeeeeeeeeeeer!

Aclaraciones:

  1. No hace falta poner las judías a remojo la noche anterior.
  2. Ya se que para nosotros es rara la proporción, pero es la misma cantidad de caldo que de arroz y NO el doble como hacemos con la paella.
  3. No creo que lo necesitéis pero si veis que el arroz está un poco duro cuando seque el caldo, podéis añadir un pelín mas con un cacito, por aquello de que las judías ocuparan un poco de espacio en los vasos de caldo.
  4. Tiene que quedar seco completamente, espero que viendo las fotos os hagáis a la idea.

Responder