Buñuelos vegetarianos dos sabores “Las recetas de mamá, dos por uno”

buñuelos vegetarianosRecetas sin lactosaRecetas vegetarianas

Esta blog es algo más que un simple blog de recetas, es un blog que habla de personas, tradiciones, herencias, de la familia, del amor y de la memoria. Ésta es la primera de las recetas de mi madre que os comparto, buñuelos vegetarianos, pero no será la última. Es original y especial como casi todas y además tratamos dos recetas en una, compartiendo un día familiar de esos que te hacen evocar los mejores momentos de tu infancia.

En esta ocasión rememoramos los estupendos días en los que mis hermanos y yo nos juntamos en casa de mi madre y zampamos como si no hubiera mañana los buñuelos vegetarianos de espinacas y acelgas y los buñuelos vegetarianos de maíz y pimiento de mamá. Ojalá los tuviera más cerca para poder comer juntos más a menudo.

Ésta no es un receta difícil, pero si os llevará un tiempecito, sobre todo si hacéis las dos mezclas en un día, pero merece la pena y además quedan muy originales si tenéis visitas. Os animo porque no es tan complicado y quedan buenísimos.

Haciendo las dos recetas de buñuelos vegetarianos y acompañándolos, es una receta que da para 4-6 personas.

Ingredientes para hacer buñuelos vegetarianos:

Para la masa de acelgas y espinacas:

  • 400 gr espinacas (podéis poner los 800 gr solo de espinaca o solo de acelga si preferís)
  • 400 gr acelgas (en esta receta las dos son de bolsa)
  • 2 huevos
  • 200 gr de harina aproximadamente (es como 1 vaso y 1/4)
  • 50 ml leche sin lactosa
  • 1 cucharita de postre de nuez moscada
  • 1 cucharita de postre de pimienta
  • 1 cucharita de postre de sal
  • Agua salada para hervir las acelgas y espinacas

Para la masa de maíz y pimiento:

  • 1 lata de maíz de unos 300 gr
  • 1 huevo
  • 112-120 gr de harina aproximadamente (como 3/4 de vaso)
  • 1 pimiento verde
  • 1 cucharita de postre de sal
  • 1 cucharita de postre de pimienta

Preparación:

Como siempre hay que ser organizado e ir paso a paso.

Lo primero que tenéis que hacer es hervir las acelgas y las espinacas, podéis hacerlo a la vez. Solo tenéis que poner agua salada a calentar, y cuando ya este hirviendo meterlas  y dejarlas cocer unos 3-5 minutos. Cuando ya las tengáis, hay que escurrirlas muy pero que muy bien, nosotras hemos utilizado un escurridor de lechuga o verduras moderno (esos que son como una centrifugadora que le das vueltas y sueltan el agua, os enlazo una foto de uno de ikea que vale 4,99€, para los que nunca lo hayáis visto).

Mientras podéis preparar el maíz que también hay que escurrirlo bien pero os vale con un colador y el lavar y picar el pimiento pequeñito.

Una vez tengamos los ingredientes preparados, cogemos dos cuencos grandes y hacemos las mezclas por separado.

En un cuenco ponemos las acelgas y las espinacas bien escurridas y vais añadiendo los ingredientes que os indico arriba y mezclando muy bien hasta conseguir una masa homogénea, que no debe ser en ningún caso líquida, en las fotos veréis la textura que debe tener.

Y en otro cuenco hacemos los mismo con el maíz y el pimiento picado, añadimos los ingredientes y mezclamos bien hasta que sea una masa, ésta es un poco diferente, veréis que no queda tan integrada como la otra porque los granos son grandecitos y no se quedan pegados en una masa como las acelgas o las espinacas.

Pincha en las fotos para ampliar.

Una vez tengamos las dos masas, o si preferís podéis hacer solo una de ellas o hacerlo en dos tandas. Pondremos una sartén profunda con aceite para freír a calentar. Nosotras como hicimos a la vez las dos pusimos dos sartenes, pero no importa que ulitlicéis la misma sartén para las dos masas, eso sí no de una misma vez. Primero una masa y luego la otra, porque se hacen a una intensidad y tiempo distintos.

Nos ayudaremos con una cuchara y un tenedor, o dos cucharas, para ir cogiendo la masa, haciendo la forma y poniendo los buñuelos en la sartén a freír.

Los de acelga y espinaca, los haremos con el aceite caliente y a medio fuego. Con la cuchara sin llenarla del todo iremos cogiendo un poco de masa y nos ayudaremos con el tenedor para no dejarnos flequitos colgando, e iremos introduciendo en el aceite y aplastándolos un poquito para que hagan una forma bonita. Podéis poner hasta llenar la sartén tranquilamente y cuando veáis que van haciéndose,  que lo notaréis porque se ponen duritos, los iremos dando la vuelta hasta que se doren al gusto de cada uno. Quedan crujientes y buenísimos.

Y los de maíz y pimiento verde, los haremos con el fuego previamente calentado, pero a fuego lento porque se queman mas rápido al tener menos masa. Y de la misma manera con la cuchara y el tenedor os ayudáis para hacerles la forma y apretando un poco para que se peguen los granitos e ir introduciéndolos en la sartén. Muy importante, si veis que quedan granos de maíz sueltos, retiradlos con una espumadera o lo que queráis, porque sino saltarán como palomitas y os podéis quemar. De la misma manera iremos dándoles la vuelta y estad atentos porque éstos se hacen muy rápido. Quedan espectaculares y aunque son un pelín más complicados, merecen mucho la pena.

En los dos casos poned un plato con papel de cocina para retirarles el aceite sobrante.

Pincha en las fotos para ampliar.

De verdad que no es difícil  solo tenéis que dedicarle un rato. Estos buñuelos vegetarianos son una receta riquísima que suele gustar tanto a grandes como a pequeños, y es una manera divertida de comer verdura. Lo podéis acompañar con lo que queráis nosotras lo hicimos con un arroz aromático casero. Espero que os atreváis a hacerlos en casa y disfrutar en familia de la verdura que resulta tan difícil o aburrida para algunos, seguro que os sorprenderán. ¡¡¡Están de lujo!!!

2 Comentarios en Buñuelos vegetarianos dos sabores “Las recetas de mamá, dos por uno”

  1. Betty
    20 diciembre, 2013 at 19:20 (4 años ago)

    Un buñuelo verdaderamente vegetariano no debería contener huevo.

    Responder
    • Sara
      22 diciembre, 2013 at 21:37 (4 años ago)

      Hola Betty, gracias por leernos. En realidad los vegetarianos sí consumimos huevos. También lácteos. Se llama comúnmente “vegetariano” a aquella persona que sigue una dieta ovolactovegetariana. Hay otro tipo de dieta que excluye también lácteos y huevos, la vegana. Estos buñuelos son aptos para vegetarianos, pero no para veganos.

      Responder

Responder