Archivo de ‘Navidad’ categoría

Panettone con pepitas de chocolate

panettone con pepitas de chocolate

¡Se acerca Nochebuena! Si aún no has decidido el menú, pásate por la nueva categoría de Navidad que os hemos preparado para ver la recopilación de recetas que os estamos preparando estos días…

Hoy toca dulce, el famosérrimo panettone. Ésta es mi versión de panettone con pepitas de chocolate.

Aunque en España se ha hecho un hueco en las sobremesas navideñas desde hace ya mucho tiempo, el panettone es en realidad de origen italiano, concretamente de Milán, y se toma, igual que aquí, solo en Navidad.

En mi casa siempre hay un panettone cerca cuando empiezan las fiestas. Cuando era mi pequeña, recuerdo con total nitidez la primera reunión familiar pre navideña en la que nos juntábamos tíos, primos, abuelos… Mi tía Lola traía cada año un delicioso panettone que le regalaba una de sus clientas traído directamente de Italia, y recuerdo como cada vez que la veía entrar con la bolsa soñaba con que fuese de pepitas de chocolate. ¡Qué desilusión cuando tocaba fruta confitada! Como ahora ya soy mayor, y preparo yo los panettones, he decido mostraros mi versión favorita, la de panettone con pepitas de chocolate, sin lactosa, por supuesto. ¡Allá vamos!

Ingredientes para el panettone con pepitas de chocolate:

Para la masa de arranque:

  • 120 ml de agua
  • 8 gr de levadura seca de panadero
  • 100 gr de harina de fuerza
  • 50 gr de azúcar
  • 1 yema de huevo

Para decorar:

  • 1 huevo

Para la masa:

  • 400gr de harina de fuerza
  • 150gr de azúcar
  • 200gr de mantequilla sin lactosa (¡Sí! ¡La venden en Alcampo!)
  • 200ml de nata sin lactosa
  • 3 yemas de huevo
  • 100 gr de pepitas maxi de chocolate (Admite más si sois muy chocolateros).
  • 2 cucharadas de agua de azahar

Preparación:

El panettone es facilísimo de hacer, pero muuuuuy lento. Estarás un día entero preparando tu panettone con pepitas de chocolate contando con los tiempos de espera que serán: 2 tiempos de 2 horas, y uno más de unos 15 minutos.

Empezamos por la masa de arranque: Mezclamos todos los ingredientes bien y tapamos con papel film. Dejamos reposar 2 horas. En la foto podéis ver el proceso, qué aspecto tiene que tener antes de dejarla levar y cuánto tiene que subir, más o menos el triple. Depende de la temperatura que tengáis en casa variará un poco el tiempo, cuánto más calorcito antes sube.

masa de arranque panettone con pepitas de chocolate

Pasado el tiempo de levado de la masa de arranque, preparamos la masa. Muy sencillo también: Mezclamos todos los ingredientes menos las pepitas de chocolate. La masa empieza a estar muy densa y elástica. Añadimos la masa de arranque que teníamos reservada y seguimos mezclando. Cuesta un poco, si hace falta, pringaos un poco las manos porque es importante que quede bien mezclado. Por último, añadimos las pepitas de chocolate y mezclamos más para terminar. Segundo tiempo de espera, volvemos a tapar la masa con film y a esperar un par de horas que suba bien.

Por último, pasamos la masa al molde de panettone. Calentamos el horno a 40ºC y metemos el panettone con pepitas de chocolate 15 minutos para que termine de subir. Lo sacamos, lo «pintamos» con huevo batido y al horno 40 minutos a 180ºC. Cuando queden 10 minutos y veáis que empieza a tostar la superficie, abrid con cuidado de que no se vaya todo el calor el horno y tapad la superficie con papel de horno para que no se queme y se termine de cocinar bien.

masa panettone con pepitas de chocolate

¡Hemos terminado!

panettone con pepitas de chocolate

Ahora, la peor de las esperas… Esperar a que enfríe del todo ¡Y a comer!

Guirlache de almendra y guirlache de pistacho

Guirlache de almendras y pistachos

¡Hola familia! seguimos con las recetas navideñas a toda pastilla, para que tengáis donde elegir estos días. Últimamente estoy lanzada y no paro de pensar en traeros también cositas dulces, así que hoy os traigo otro clásico de la navidad, el guirlache, pero como siempre intentando darle un toque especial.

Estoy como los supermercados y por navidad os traigo en oferta varias recetas en una. Realmente os traigo dos para que veáis el clásico guirlache de almendra y el original guirlache con pistacho, aunque lo podéis hacer con el fruto seco que mas os apetezca.

Si os gusta no dudéis en hacerlo, porque a parte de ser original y sorprender a los vuestros con algo hecho con amor, es muy sencillo de hacer y aunque el fruto seco sale un pelín caro, comprarlo hecho es carísimo. ¡Vamos a por ello!

Ingredientes para guirlache:

Guirlache de almendras:

  • 200 gr de azúcar
  • 200 gr de almendra pelada tostada (comprarla ya tostada)
  • zumo de 1/4 limón (osea un chorrete de la mitad de un limón)
  • 5 gr de mantequilla (la punta de una cucharita de postre. Usad margarina si sois intolerantes a la lactosa)

Guirlache de pistacho:

  • 200 gr de azúcar
  • 200 gr de pistachos pelados y tostados (los pelé y tosté en casa, quizás lo podéis encontrar ya pelado y tostado)
  • zumo de 1/4 limón (osea un chorrete de la mitad de un limón)
  • 5 gr de mantequilla (la punta de una cucharita de postre)

Precauciones y utensilios:

  1. ¡OJO! no va a pasar nada y el caramelo no salta, así que hacer el guirlache encantados de la vida, pero hay que tener especial cuidado porque se pone a una temperatura muy elevada ( puede llegar a superar los 200ºC ) y si nos roza nos hará una quemadura fea porque se adhiere en seguida a la piel. Así que con cuidado, atentos y nada de niños en la cocina mientras estemos haciendo el caramelo.
  2. Sartén antiadherente y palas de madera.
  3. Bandeja del horno o superficie que aguante bien el calor.
  4. Papel sulfrizado o de horno.
  5. Aceite para engrasar.
  6. Rodillo.
  7. Buen cuchillo para cortar el guirlache.

Preparación del guirlache:

Quiero deciros, es que podéis aumentar la cantidad todo lo que queráis y hacerlo de un solo fruto seco para no tener que hacerlo varias veces, yo hice dos distintos para traeros algo mas original y quedará bonito para las fotos.

La manera de preparar el guirlache es igual para cualquier fruto seco, así que vamos allá con la explicación.

Lo primero que os recomiendo es preparar la bandeja del horno con papel sulfurizado y un chorrito de aceite de oliva bien extendido, por ejemplo con un pincel de cocina, para que no se nos pegue el guirlache.

Vamos a empezar haciendo el caramelo, para ello ponemos a fuego medio la sartén antiadherente con el azúcar y extendemos un chorrito de zumo de 1/2 limón, no es nada complicado de hacer, solo no pongáis el fuego fuerte porque se quema. Al principio hasta que empiece a coger temperatura, mover la sartén un poquito de vez en cuando en el aire, sin introducir nada.

Cuando veáis que está empezando a deshacerse un poquitín y a cambiar el color a mas amarillento, ya podréis utilizar la pala de madera, e ir moviendo poco a poco para que se deshaga todo por igual. Hasta que veáis que está completamente deshecho por igual y tenga un color tipo miel o dorado, aquí estamos a punto de terminar.

Preparación por pasos

Preparación por pasos

 

Añadir la puntita de mantequilla y remover hasta que coja el color adecuado (son unos segundos), ese color amarronado del caramelo líquido sin dejar que se queme que sino os dará un sabor amargo. Y añadís los frutos secos (almendra, pistacho o el que sea) y extendéis un poquito, para que quede uniforme.

En seguida verterlo sobre la bandeja preparada y coger el rodillo untado con un poco de aceite, para extenderlo un poco y que quede de un grosor homogéneo, y dejar enfriar. Veréis que en seguida se queda durito, sobre todo con este frío que hace jiji.

Una vez veáis que está templado ya y ha endurecido, con un buen cuchillo, el mejor que tengáis, intentar hacer tiras mas o menos  de un tamaño parecido, no pasa nada, ¡NO tiene que ser perfecto! es hecho a mano y con amor, no se puede pedir mas. Y dejar que termine de enfriarse del todo antes de guardarlo.

Guirlache listo

Guirlache listo

Como veis es super sencillo y queda precioso, si queréis podéis hacer como en las fotos, comprar unas bolsitas de plástico y un cordel bonito y así a parte de conservarlo quedará muy bien presentado. Espero que os haya gustado la receta y que no dudéis en hacerla en casa ¡Queda delicioso y muy bonito!

Guirlache de almendras y pistachos

Guirlache de almendras y pistachos

 

Redondo de ternera en salsa navideño

Redondo de ternera en salsa navideño

Bueno seguimos con las recetas navideñas, hemos planteado traeros algunas recetas originales y otras mas típicas, hoy toca redondo de ternera en salsa, todo un clásico de la cocina navideña española. Eso sí para darle un toque lo acompañaremos de un rico y casero puré de patata y zanahoria, vamos a por mi versión personal de esta receta. Yo preparé la receta con menos cantidad porque era solo para el blog, os doy cantidades como para 8-10 raciones. Calcular mas o menos que por cada kilo de redondo os sale para 4 personas aproximadamente.

Aprovecho como siempre para dar las gracias a todos los que me apoyan y ayudan en este proyecto tan cargado de recuerdos, cariño e ilusión, esta vez en especial a mi tía Mª Nieves por compartir conmigo recuerdos y recetas.

Ingredientes para Redondo de ternera en salsa navideño:

  • 2 kg de redondo de ternera (el trozo de las fotos es un trozo de 800 gr)
  • 2 cebollas grandes
  • 2 puerros gorditos
  • 4 zanahorias de tamaño normal
  • 1 vaso de vino blanco buenecito
  • 1 caldito de carne
  • 1 y 1/4 litro de agua
  • sal y pimienta

Ingredientes y preparación del puré de patata y zanahoria:

  • 6-8 patatas medianas
  • 6-8  zanahorias grandes
  • 1 cucharada sopera de mantequilla (con sal queda más rica. También podéis usar margarina si sois intolerantes).
  • Leche sin lactosa
  • sal

*Las cantidades dependerán de para cuantas personas se haga el puré, pero hacer la proporción de 1 zanahoria grande por cada patata mediana que pongáis*

Poner en una olla a hervir con agua salada las patatas y las zanahorias pelados y en trozos hasta que estén blanditas, muy blanditas. Colamos y devolvemos a la olla. Aquí añadimos la cucharada de mantequilla con sal y empezamos a triturar con el pisa purés, mientras aplastamos vamos añadiendo leche hasta llegar a la textura deseada. No lo dejéis muy líquido porque sino no podréis hacer formas con él para decorar el plato, solo os faltará probar el punto de sal y lo tenéis hecho.

Preparación para el redondo de ternera en salsa navideño:

Para preparar nuestro navideño redondo de ternera en salsa, como siempre lo primero que haremos es lavar, pelar y picar las verduras, no hace falta que lo piquéis mucho porque luego lo pasaremos por la batidora, pero el puerro y la zanahoria en aros no muy finos.

Mientras tanto en la olla exprés podéis ir sofriendo el redondo ya salpimentado, dorándolo bien por todos los lados para que quede bien sellado. Una vez que esté dorado lo sacamos y reservamos.

Ahora en la olla exprés con el mismo aceite empezamos a pochar la cebolla, como siempre cuando esta empiece a ablandarse añadimos los puerros y dejamos que pochen bien junto con la cebolla. Cuando tengamos estas verduras pochadas añadimos la zanahoria y el redondo otra vez y vertemos por encima el vaso de vino blanco y dejamos que se reduzca un poco con la verdura mientras damos unas vueltecitas.

Hecho todo esto solo nos queda añadir el agua y el caldito de carne (como va el caldito cuidado con la sal). De el agua os he puesto 1 l y 1/4 pero dependerá de los trozos de redondo que compréis tenéis que dejar el redondo de ternera prácticamente cubierto para que no se os pegue. Poner el fuego al máximo hasta que hierva y entonces tapamos la olla exprés y mantenemos hasta que coja presión, cuando haya cogido presión bajar un poco el fuego (yo lo bajo del 6 al 4) y contar 30 minutos. Ya sabéis que yo no soy muy amiga de la olla exprés pero el redondo de ternera es una carne que tarda bastante en ablandarse aunque luego es muy tierna, así que por esta vez, la utilizaremos un ratito 😉

Transcurrido este tiempo, cuando haya salido todo el vapor y se haya ido la presión abrimos, y aunque seguro tendréis que dejarla mas tiempo de cocción, abrimos para pinchar la carne y comprobar como está. Lo normal es que a partir de ahora nos quede entre 20-40 minutos de cocción normal (esto depende de la carne y del tamaño del trozo) con la olla abierta para poder ir comprobando, los amantes de la olla exprés tenéis la opción de volver a ponerla exprés otro ratito mas. Yo prefiero seguir la cocción en abierto para controlar, porque la carne debe de quedar muy tierna, pero no demasiado porque si no no la podréis cortar y además así podréis ver que la salsa esté reduciendo y espesando. Ir dándole la vuelta al redondo para que hierva por todos los lados.

Cuando esté lista la carne, la sacamos y pasamos la salsa por la batidora, de manera que nos quede una salsa fina y con cuerpo.

La carne hay que dejarla enfriar para poder cortarla sin que se deshaga, así que mi recomendación es dejarla enfriar un rato fuera de la salsa o incluso dejarla enfriar dentro hasta el día siguiente.

Un vez cortada, hay dos maneras de servirla, según los gustos de cada uno, a nosotros nos gusta la carne fría (no de nevera, pero si de temperatura ambiente) y la salsa hirviendo bien caliente por encima. La mayoría de la gente una vez cortada, calienta la salsa y vuelve a introducir la carne y la calienta otros 10 minutos.

Redondo de ternera en salsa con puré de patata y zanahoria casero

Redondo de ternera en salsa con puré de patata y zanahoria casero

Y ¡voilà! tenemos nuestro redondo de ternera en salsa listo y preparado para disfrutar de una maravillosa cena navideña bien rodeados de todos los nuestros.

Desde aquí aprovecho para desearos lo mejor para estas fiestas ¡Feliz navidad!

1 2 3