Moussaka griega – Sorprendente pastel de berenjena, patata y carne picada

Moussaka griega

Esta vez os traigo una receta muy interesante, elaborada pero tan deliciosa que merece la pena perder una mañana en la cocina para poder degustar una buena Moussaka casera, que es un riquísimo pastel basado en capas de berenjena y carne picada como ingredientes principales y patata y bechamel entre otros, os la recomiendo mucho mucho, es ideal para sorprender.

Descubrí esta receta como tantas otras en Ceuta, en uno de mis bares de tapas favoritos “El Cortijo”, la hacen buenísima, tanto que es su especialidad. Y pensé ¿ Será una receta árabe? pues no familia es una receta de origen griego buenísima, la suelen comparar con la mas conocida lasaña italiana, por aquello de las capas. Realmente sorprende su sabor y me da pena que a través de lo que os escribo y las fotos no podáis saber lo deliciosa que está, porque incluso yo me sorprendí cuando la hice en casa. Así que no dudéis en hacerla un día con tiempo y ya me diréis que os ha parecido, ¡vamos a ello!.

* Esta vez la hice pequeña para 2 y repetir o 4  entrantes y comer algo mas, pero podéis doblar los ingredientes, si es para una comida familiar.

Ingredientes para Moussaka griega:

  • 400 gr. de carne picada (creo que originariamente se hacía con cordero, yo lo hice mitad de ternera y mitad de cerdo)
  • 200 gr de patata
  • 200 gr de berenjena
  • 250 gr de tomate ( que pelaremos y trituraremos)
  • 1 chorro de tomate frito y una pizca de azúcar (esto es invento mio para quitar la acidez del tomate, por lo tanto *opcional)
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Especias: 1 hoja de laurel, perejil, orégano, sal y pimienta.
  • Bechamel
  • 1 huevo (batido)
  • 70 gr de parmesano rallado
  • Aceite de oliva
Ingredientes frescos Moussaka

Ingredientes frescos Moussaka

Preparación:

Vamos a ir por partes, como la receta es un poco laboriosa vamos a ir diferenciando bien cada paso.

Paso 1 – preparar la carne para el relleno:

Lo primero es picar la cebolla y el ajo, y preparar el tomate pelando y triturándolo (picadito a mano o batido con la batidora si no os gustan como a mí, los trozos del tomate natural).

Ponemos a pochar el ajo y la cebolla en una sartén, hasta que empiece a coger color, añadimos la carne salpimentada y seguimos sofriendo. Cuando tengamos la carne cocinada, añadiremos el tomate triturado y seguimos sofriendo para que haga la salsita y ligue bien con la carne. Añadimos las especias y si queréis el chorrito de tomate frito y un pellizco de azúcar para quitar la posible acidez del tomate natural. Mezclamos bien y ya tenemos el relleno, apartar del fuego y reservar para montar luego.

Paso 1 - El relleno Moussaka

Paso 1 – El relleno Moussaka

Paso 2 – preparar la verdura para las capas:

Vamos a preparar la patata y la berenjena, cortándolas en círculos mas o menos de un centímetro de grosor, porque si lo hacéis muy fino se os romperán. Las saláis un poquito y las ponemos a freír  a fuego bajo-medio, no tienen que dorarse, solo que queden blanditas porque luego irá todo al horno. Reservamos secando bien en papel de cocina, pero bien seco porque si no os soltará mucho aceite la moussaka.

Paso 2 - Verduras Moussaka

Paso 2 – Verduras Moussaka

Paso 3 – preparar la bechamel o salsa blanca:

Esta vez no os explico todo el proceso porque os dejo el enlace, así que hacéis la bechamel simple para salsa y cuando la tengáis hecha, apartamos del fuego y añadimos poco a poco, el parmesano rallado, dándole vueltas y deshaciéndolo bien, cuando lo tengamos hacemos lo mismo con el huevo batido y mezclamos bien hasta que esté integrado del todo. Veréis que cambia un poco la textura normal de la bechamel, este es el propósito, que quede un poco mas pegajosa para que no se desmonte y con un poco mas de sabor.

Paso 3 - Bechamel / Salsa blanca

Paso 3 – Bechamel / Salsa blanca

Paso 4 – el montaje:

Untar el fondo del molde para el horno con un pelín de aceite de oliva, lo podéis extender con un pincel de cocina. Y empezamos a montar la primera capa, que no lo sabe todo el mundo es la de patata, se nota mucho cuando la gente no la pone.

Así que una primera capa cubriendo el fondo de patata. Ahora una capa de carne, una de bechamel y una de berenjena, y así sucesivamente en todas las que hagáis, pero otra cosa que no sabe mucha gente, es que originariamente se acaba con la capa de carne y no con la bechamel. Aunque si queréis hacerlo mas decorado podéis terminar con bechamel y un poco de queso. Yo esta vez me he ceñido a la receta original.

Ahora metemos al horno (yo ya lo tenía precalentado) a unos 170 grados durante 40 minutos.

 

Cuando lo saquemos, dejaremos enfriar unos 10-15 minutos porque la tradición es comerlo templado no caliente, además se corta mejor cuando a enfriado un poquito.

Y hora de disfrutar, Ñam Ñam ¡Esta deliciosaaaaaaaa! no os podéis perder la Moussaka griega. Ya me diréis que os parece y a quién sorprendisteis con ella.

Responder